Lunes, 1 de Marzo de 2010

La Audiencia acusa a Venezuela de colaborar con ETA y las FARC

Reuters ·01/03/2010 - 14:21h

La Audiencia Nacional ha acusado al Gobierno venezolano de colaborar con ETA y las FARC en los encuentros que ambos grupos han mantenido para intercambiar técnicas de guerrilla o información para un posible atentado en España contra altos cargos colombianos, como el presidente Álvaro Uribe.

En un auto difundido el lunes, el juez Eloy Velasco procesa a seis miembros de ETA y siete de las FARC por delitos de colaboración con banda armada, conspiración para cometer homicidios o tenencia de explosivos y ordena su detención internacional porque todos están en libertad.

"Obran diligencias en este procedimiento que ponen de manifiesto la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entre las FARC y la ETA", señala el auto.

Aunque se desconoce el paradero de los acusados, el juez pide a los Ministerios de Interior y Exteriores que pidan colaboración a los gobiernos de Venezuela y Cuba, países donde podrían estar refugiados.

Para apuntar la connivencia del Ejecutivo venezolano, el magistrado se refiere al caso del presunto etarra Arturo Cubillas Fontán, que está documentado que se encuentra en Venezuela en la actualidad, y que ha ostentado cargos públicos en el Gobierno de Venezuela desde que Hugo Chávez accedió a la presidencia en febrero de 1999.

Según el juez, Cubillas fue designado en octubre de 2005 director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y tierras de Venezuela, al tiempo que desde 1999 era responsable del colectivo de ETA en esa zona de América desde 1999 y que coordinaba las relaciones con las FARC.

Una portavoz de la embajada venezolana en Madrid no quiso hacer comentarios, alegando que primero tenían que informar a Caracas del contenido del auto.

AYUDA MUTUA

El magistrado afirma además que la guerrilla colombiana, a cambio de la formación que dio a los integrantes de ETA en América, pidió a ETA ayuda para llevar a cabo un eventual atentado contra Uribe, su antecesor, Andrés Pastrana, y otros altos argos colombianos en España.

"No sería difícil atentar contra estos dos objetivos siempre que se contase con la ayuda de ETA", señala el juez.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, al igual que Euskadi Ta Askatasuna, están en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea y ambas han mantenido "relaciones coordinadas" a lo largo de su historia para "algunos de sus ilícitos objetivos", según el auto.

Entre los acusados está el presunto responsable de ETA en Cuba, José Ángel Urtiaga Martínez, alias "Garrutxu", que fue el interlocutor de ETA cuando la organización armada se interesó en 1999 por "establecer una relación oficial con las FARC con el objeto de exportar al extranjero sus tácticas y técnicas en la causación de terror".