Lunes, 1 de Marzo de 2010

La vista del caso Mediaset se desarrolla sin Berlusconi

Reuters ·01/03/2010 - 13:45h

Un tribunal de Milán rechazó el lunes la petición del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, de no comparecer ante el tribunal en un juicio por fraude fiscal y contable, permitiendo que la vista se lleve a cabo.

Es la primera vez que el tribunal determina que el magnate de los medios de 73 años no puede utilizar compromisos personales como una razón para no asistir a la reanudación del juicio y, por lo tanto, postergarlo.

El juicio afecta a la adquisición de derechos de televisión por parte de la cadena Mediaset, controlada por la familia Berlusconi.

El primer ministro había argumentado que no podía comparecer debido a una reunión de gabinete. Berlusconi lleva años implicado en juicios y el viernes criticó a los jueces, señalando que es una víctima de magistrados que actúan como una "banda de talibanes".

Los abogados del primer ministro no pudieron demostrar que la reunión del gabinete no podía ser postergada, dijo la corte. El tribunal también indicó que fue programada antes de que se estableciera la fecha de la vista.

Los fiscales alegan que Mediaset pagó un sobreprecio de 470 millones de euros para comprar los derechos de otras dos compañías controladas por Berlusconi.

En otro caso de corrupción que implica al primer ministro, un tribunal de Milán rechazó el sábado una petición de sus abogados para suspender un juicio en su contra. El tribunal postergó los procedimientos hasta el 26 de marzo.

En ese caso, está acusado de sobornar al abogado británico David Mills para que no diera información incriminatoria sobre sus acuerdos de negocios. Ambos niegan haber cometido un delito.

La semana pasada, el Tribunal Supremo de Italia desestimó un caso contra Mills porque había prescrito, según la ley de limitaciones. Los abogados de Berlusconi querían una suspensión del juicio contra el primer ministro hasta que entregara una explicación sobre aquel veredicto.