Lunes, 1 de Marzo de 2010

Uso duradero de cannabis puede duplicar el riesgo de psicosis

Reuters ·01/03/2010 - 13:01h

Por Kate Kelland

Los jóvenes que fuman cannabis o marihuana durante seis años o más tienen dos veces más posibilidades de sufrir episodios psicóticos, alucinaciones o delirios, dijo el lunes un grupo de científicos.

particularmente en su variedad más potente, el 'skunk' - y alimentará el debate sobre el nivel de control sobre su uso.

Pese a las leyes contra su uso, hasta 190 millones de personas en todo el mundo consumen cannabis, según estimaciones de Naciones Unidas, lo que supone aproximadamente un 4 por ciento de la población adulta.

John McGrath, del Instituto Cerebral de Queensland, en Australia, estudió a más de 3.801 hombres y mujeres nacidos entre 1981 y 1984 y los siguió después de 21 años para preguntarles sobre el uso que hacían del cannabis y evaluar sus episodios psicóticos.

En torno al 18 por ciento informó haber usado la sustancia durante tres años o menos, un 16 por ciento entre cuatro y cinco años y un 14 por ciento durante seis o más años.

"Comparado con aquellos que nunca habían usado cannabis, los adultos jóvenes que pasaron seis o más años consumiendo desde la primera vez, tuvieron dos veces más posibilidades de desarrollar una psicosis no afectiva (como la esquizofrenia)," dijo McGrath en un estudio publicado en Archives of General Psychiatry.

Además, tuvieron cuatro veces más probabilidad de registrar en las pruebas clínicas cifras altas de delirios, escribió. El trabajo también mostró que cuanto más durara el consumo desde la primera vez, mayor era el riesgo de síntomas relacionados con la psicosis.

Un estudio de científicos británicos sugirió el año pasado que las personas que fumaban 'skunk', una potente variante del cannabis, eran casi siete veces más propensas a desarrollar dolencias psicóticas como esquizofrenia que quienes fuman hachís o resina de cannabis.

Estudios previos habían sugerido que fumar cannabis podía duplicar el riesgo de psicosis, pero el estudio británico fue el primero que contempló el 'skunk' de forma específica.

Esta variedad de la droga tiene mayores cantidades del ingrediente psicoactivo THC, que puede producir síntomas como alucinaciones, delirios y paranoia.

McGrath dijo, sin embargo, que la "la naturaleza de la relación entre la psicosis y el uso del cannabis no es simple" y que se necesitaban más investigaciones para examinar los mecanismos.

Dentro del estudio, McGrath y su equipo contemplaron los vínculos entre el uso del cannabis y los síntomas psicóticos entre un grupo de 228 pares de hermanos y hallaron que la asociación se confirmaba.

Esto sugiere que es menos probable que influencias como los genes o el ambiente sean responsables de la psicosis, añadió.

Un grupo de expertos en política sobre droga publicó un libro a principios de año argumentando que la legislación contra el cannabis había fracasado a la hora de reducir el uso, y que en su lugar había llevado a un gran número de arrestos por posesión de drogas en países como Reino Unido, Suiza y Estados Unidos, generando división social y un gasto gubernamental injustificado.