Lunes, 1 de Marzo de 2010

Unos huesos, y no bambú, calmaron el apetito de un panda

Reuters ·01/03/2010 - 10:05h

El hambre llevó a un panda salvaje a irrumpir en una pocilga de un granjero chino y tomarse su comida, compuestas de carne y huesos, en vez de bambú.

La estatal Televisión Central de China dijo que el panda gigante bajó aparentemente de las montañas en una región de la provincia de Sichuan, en el suroeste del país, y fue avistado en un campo antes de ser encontrado en la pocilga, masticando huesos y escupiendo la carne.

Después de hartarse, el oso se fue tranquilamente.

Aunque clasificados como carnívoros, la dieta de los pandas gigantes está compuesta básicamente de bambú, pero también comen otras cosas como miel, huevos, pescado, naranjas o plátanos, si los hay.

Los científicos creen que hay unos 1.600 pandas gigantes viviendo libremente en China, sobre todo en las montañas del suroeste.

Esta especie en peligro de extinción está considerada como un símbolo nacional y su existencia está amenazada por la tala de árboles, la agricultura y la creciente población china.