Lunes, 1 de Marzo de 2010

La Haya reanuda el juicio contra Karadzic

Reuters ·01/03/2010 - 09:14h

Por Reed Stevenson

El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic subió al estrado el lunes en la reanudación del juicio contra él por crímenes de guerra, negando su participación entre 1992 y 1995 en el conflicto bosnio, durante el que se vivieron algunas de las peores atrocidades vistas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Karadzic, de 64 años, que ha asumido su propia defensa y ha boicoteado el proceso desde su comienzo el pasado octubre, niega los 11 cargos por crímenes de guerra que pesan contra él, incluidos dos de genocidio.

"Lo que voy a exponer aquí es la pura verdad", dijo Karadzic, argumentando en su comunicado inicial que cualquier conflicto surgido de la ruptura de la ex Yugoslavia en los 90 era consecuencia natural de la lucha por territorio de serbios, croatas y musulmanes.

"Todo lo que los serbios hicieron se cataloga como delito", dijo Karadzic, que compareció vestido con un traje oscuro, y que se refirió a menudo a él mismo en tercera persona.

Karadzic tendrá dos días para su alegato inicial, después de los cuales comenzará el caso de la Fiscalía contra él.

Los jueces del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia le negaron la semana pasada la petición de que el juicio fuera pospuesto y ordenaron al abogado con sede en Londres Richard Harvey que le acompañara en el tribunal el lunes.

Al comienzo del juicio en octubre pasado, la Fiscalía prometió demostrar que Karadzic encabezó una campaña genocida para que los musulmanes bosnios "desaparecieran de la faz de la Tierra", y dar forma a un estado monoétnico para los serbobosnios durante una guerra en la que murieron unas 100.000 personas.

Karadzic boicoteó esos procedimientos, llevando a que el tribunal designara a Harvey como asesor legal y aplazando el juicio para darle tiempo para prepararse.

El tribunal advirtió de que si Karadzic boicoteaba el proceso y obstruía los procedimientos, se le despojaría del derecho a representarse y Harvey asumiría ese papel.

Los cargos contra Karadzic incluyen el asedio de Sarajevo durante 43 meses, que comenzó en 1992. Una cifra estimada en 10.000 personas murieron entonces, cuando la ex Yugoslavia se rompió.

Karadzic, psiquiatra antes de convertirse en presidente de la autoproclamada República Srpska, dimitió en 1996 para esconderse. Fue capturado en 2008, con una densa barba y camuflado como sanador en Belgrado.