Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Una prueba de humildad

España se mide a Francia en París en un partido que sirve para calibrar el estado de la roja con vistas al Mundial

AGENCIAS ·03/03/2010 - 08:20h

La selección, durante un entrenamiento. AFP

España llegó a París bajo el signo de la prudencia. "El Mundial no siempre lo ganan los mejores". La frase, rotunda y con tono de denuncia, suena casi como una venda previa a la herida. La pronunció ayer Del Bosque, sabedor de que la roja, que hoy juega de azul, figura en todas las quinielas del Mundial. España es favorita en el amistoso de esta noche (21.00 horas, La 1) ante Francia, todo un clásico del fútbol europeo. Estrenará la segunda indumentaria que usará en el Mundial, mientras que Francia irá de blanco. Extraña estampa: los de azul serán los actuales campeones de Europa.

Del Bosque tuvo tiempo ayer para filosofar. "Estamos en el grupo de favoritos, pero desconfiamos de lo que es el fútbol, tan cruel con los que se creen muy buenos. Y la desconfianza es buena: nos va a dar la humildad que el fútbol necesita", señaló el técnico. "Francia tiene grandes individualidades, jugadores que marcan su estilo. Gourcuff, Ribery, Malouda o Henry, centrocampistas ofensivos de enorme calidad que deben marcar su estilo. Los franceses tienen técnica y son atléticos", añadió el seleccionador español.

Por su parte, Raymond Domenech, seleccionador francés, destacó el toque de España. "Es una auténtica cultura de país. Lo nuestro es la multiculturalidad y tenemos de todo", dijo Domenech sin decantarse por ninguno de los dos estilos. El mejor elogio del francés llegó al final: "Cuando ves jugar a España da la impresión de que todo es fácil".