Miércoles, 3 de Marzo de 2010

El Gobierno confía en que Chávez pruebe que no ayuda a ETA

El presidente bolivariano descalifica el auto del juez Velasco. El PP pide al Ejecutivo que solicite explicaciones al embajador venezolano

M. A. MARFULL / D. LOZANO ·03/03/2010 - 01:00h

El presidente Hugo Chávez saluda a un niño en un acto ayer en Montevideo (Uruguay). - afp

El presidente venezolano, Hugo Chávez, y su ministro de Exteriores, Nicolás Maduro, aseguraron ayer al jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, que el Gobierno de Venezuela no ha colaborado con ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y se comprometieron a investigar qué puede haber tras las acusaciones vertidas en el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. La resolución judicial, hecha pública el lunes, denuncia la "cooperación gubernamental" de Venezuela con ETA y las FARC en un auto en el que procesa a seis presuntos etarras y siete miembros de la guerrilla por, entre otras cosas, intentar asesinar al presidente colombiano Alvaro Uribe y su antecesor Andrés Pastrana.

El Gobierno español ha abierto un compás de espera para comprobar cuál es el grado de colaboración del Gobierno de Hugo Chávez para esclarecer los hechos así como la respuesta que ofrezcan a los requerimientos del juez Velasco incluidos en el auto, según fuentes del Ejecutivo. El departamento que dirige Moratinos confía en la "colaboración de las autoridades venezolanas" a la hora de obtener toda la información y conocer el "alcance y fundamento" de los indicios reflejados en la resolución judicial.

"Nosotros no apoyamos a las FARC, ni a la ETA"

Rotundidad de Chávez

El magistrado ha enviado a Exteriores el auto "pidiendo una serie de datos de Venezuela", por lo que, una vez se reciba dicho documento, se lo harán llegar a las autoridades venezolanas, según fuentes citadas por Europa Press.

"Nosotros no apoyamos a las FARC, ni a la ETA, ni a las guerrillas ni al terrorismo", sentenció ayer Hugo Chávez, presente en Montevideo en la toma de posesión del presidente uruguayo José Mujica. El mandatario venezolano negó de forma tajante la vinculación de la revolución bolivariana con estos grupos. "Se ha dicho que hay células de Hezbolá en Venezuela, casi que Bin Laden está en Venezuela. También se dice que nosotros con Irán estamos construyendo una bomba atómica", ironizó el mandatario.

El Gobierno espera una explicación detallada de Caracas

Respecto al auto del juez Velasco, fue muy irónico. "Son tristes recuerdos y rezago de un pasado colonial que ya no es. El tiempo de la colonia se acabó", recalcó. Chávez agregó además: "Seguramente la Real Audiencia de hace 300 años [se refería en realidad a la Audiencia Nacional española] habría condenado por terroristas a Bolívar, Sucre y San Martín".

La reacción de Chávez se unía a la respuesta oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores venezolano, divulgada a través de una nota difundida por la Embajada en España, que criticaba los "señalamientos inaceptables, de naturaleza y motivación política, sobre el Gobierno venezolano" contenidos en el auto del magistrado, que calificó de "tan tendenciosos como infundados". Además, recordó que el presunto etarra Arturo Cubillas, uno de los imputados en el auto y supuesto cabecilla de la organzación terrorista, "reside en Venezuela a petición del Estado español", en virtud de un acuerdo suscrito en 1989 entre los entonces presidentes venezolano y español, Carlos Andrés Pérez y Felipe González, respectivamente.

A Rajoy no le convence

El PP dice que el caso es fruto de

Las explicaciones del Gobierno de Venezuela y el tono conciliador del Ejecutivo español no encontraron eco en el PP. Mariano Rajoy solicitó ayer en Soria, donde asistía a un acto de partido, la comparecencia en el Congreso del ministro de Asuntos Exteriores con motivo de la "extraordinaria gravedad" de la acusación del juez de la Audiencia NacionaL y advirtió que las "amistades peligrosas" generan "muchos problemas".

Mariano Rajoy instó al Gobierno a llamar inmediatamente al embajador de Venezuela en España para que dé las explicaciones debidas, antes de considerar que este asunto no se puede resolver "con una salida de pata de banco" como la que, en su opinión, ha tenido el presidente de Venezuela.

Desde el PSOE, su responsable en el Congreso, José Antonio Alonso, subrayó que el Ejecutivo ya "ha hecho lo que debía", que es "pedir explicaciones inmediatas a Venezuela". "Sería bueno que fueran lo suficientemente convincentes, porque sería muy grave e intolerable que hubiera cualquier instancia de colaboración como la que se está sugiriendo", apuntó José Antonio Alonso.

Noticias Relacionadas