Miércoles, 3 de Marzo de 2010

La Dama de Kemet muestra su cara 2.000 años después

Una nueva técnica no invasiva permite reconstruir la imagen de las momias

PÚBLICO / AGENCIAS ·03/03/2010 - 01:00h

Una imagen del escaneo de la momia empleada para ensayar el TAC helicoidal. - MUSEO EGIPCIO DE BARCELONA

La Dama de Kemet es una de las figuras más destacadas de la colección de arqueología del Museo Egipcio de Barcelona. Se trata de una momia egipcia de la época romana (segunda mitad del siglo II). Llegó a Barcelona en 1998 en un estado bastante precario, por lo que se la sometió a un tratamiento de conservación y restauración basado en la limpieza y consolidación de sus componentes. Ahora, un TAC helicoidal, una nueva técnica no invasiva, ha permitido confirmar que la reconstrucción facial que se le había hecho se corresponde con el dibujo que la cubre. Esta tecnología permitirá reconstruir la imagen de las momias y conocer con mayor detalle la estructura ósea de los restos arqueológicos.

Los estudios interdisciplinares, en los que han participado el Hospital Quirón y CRC Corporació Sanitària a través del soporte de radiodiagnóstico, han contribuido a constatar quién fue realmente la Dama de Kemet.

Los trabajos de investigación con esta momia se iniciaron en 1998 a cargo del doctor Félix Escalas y la colaboración de Xavier Lucaya, que realizaron el primer estudio morfológico y anatómico de la momia mediante TAC.

También fue sometida a un examen endoscópico en el que se obtuvieron muestras de hueso laminar, fibras de lino, restos de madera procedentes de la momia y tejidos blandos.

Escalas dijo ayer que, desde 2008, en el Hospital Quirón "se ha reconstruido de nuevo el esqueleto mediante un TAC helicoidal con un dispositivo técnico de toma y procesamiento de datos de última generación, a través del cual se han plasmado en imagen, con máxima precisión y definición, las características de la Dama de Kemet".

Sin deterioro

La ventaja sobre tratamientos anteriores, que requerían desmontar todo el recubrimiento para saber el sexo, la estructura y la altura de la momia, es que el estudio morfológico con el TAC helicoidal, al no ser invasivo, no deteriora la momia.

Ante la ausencia de enfermedades y traumatismos que justifiquen su muerte, el equipo ha llegado a la hipótesis de que la Dama de Kemet pudo fallecer a causa de complicaciones en el parto.

El presidente de la Fundación del Museo Egipcio, Jordi Clos, explicó ayer que la momia presenta un vendaje en el que aparecen pintadas imágenes divinas que hacen referencia al ciclo eterno de la vida.

"Una de sus principales características es la representación en su rostro de uno de los llamados retratos de El Fayum, que se sitúan cronológicamente en la época de dominación romana de Egipto", añadió Clos. Según el patrón del museo, el TAC realizado ahora permite decir que "la imagen que aparece sobre la momia es realmente un retrato casi fotográfico".