Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Intermón exige mantener los fondos para cooperación

La ONG teme que España recorte su partida a causa de la crisis

SUSANA HIDALGO ·03/03/2010 - 01:00h

Niños haitianos reciben comida gratis el pasado 18 de febrero en Puerto Príncipe. - AFP / EITAN ABRAMOVICH

"Cuando en los países ricos hay una subida de los precios, a los ciudadanos les puede producir cierta incomodidad. Pero cuando la subida ocurre en los países pobres, significa directamente desnutrición y hambre". Con esta clara descripción, Irene Milleiro, representante de la ONG Intermón, ejemplificó ayer cómo la crisis económica puede terminar de sepultar a los más desfavorecidos. O cómo el terremoto de Chile, de mayor magnitud, ha causado muchísimas menos víctimas que el de Haití, un país muy pobre. Milleiro corroboró el ejemplo con datos: si en 2000 había 850 millones de personas pasando hambre, en 2010 la cifra sube hasta los 1.200.

Por eso, las ONG exigen que, con la crisis, no descienda la atención sobre los más pobres. Si se quiere, se puede, insisten. Intermón, que ayer presentó su informe La realidad de la ayuda 2009, advierte que, desde que comenzó la recesión, el comercio internacional ha caído un 10%; la inversión extranjera directa se ha reducido un 40% y las remesas enviadas por los emigrantes a sus países, un 10%. "Los países ricos han puesto 18 billones de dólares para salvar a los bancos. Sólo con un 1% de esa cantidad se alcanzarían los Objetivos del Milenio", agregó Milleiro.

Los Objetivos del Milenio fueron marcados en 2000 por Naciones Unidas para que estuviesen cumplidos en 2015. Se refieren, entre otros, a la erradicación de la pobreza extrema y la extensión de la enseñanza primaria.

Promesas incumplidas

Pero los países ricos, incluidos Italia, Alemania y Japón, no cumplirán sus promesas de ayuda, según los últimos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que afirma que habrá un déficit de 21.000 millones de dólares (15.425 millones de euros) en el presupueso prometido. "Hay un mundo ahí fuera que se está quedando muy, muy corto en términos de alternativas", ha afirmado el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

La UE se comprometió a que todos sus miembros destinarían en 2010 el 0,56% de su PIB a cooperación, pero ese porcentaje va a quedarse en un 0,48%. España ha presupuestado esta cantidad. Sin embargo, según las estimaciones de Intermón, se quedará en un 0, 51%. En este sentido, recuerda que en 2008, sólo se ejecutó el 84% del dinero programado para cooperación. El compromiso es que en 2012 la ayuda tiene que llegar al 0,7% del PIB.

A pesar de la crisis, hay países que donan por encima del 0,7%. Suecia y Luxemburgo están alrededor del 1%.