Martes, 2 de Marzo de 2010

La Justicia avala las multas por no rotular en catalán

Severo revés a los detractores de la normalización lingüística

FERRAN CASAS ·02/03/2010 - 22:00h

acn - Plataformas españolistas se manifestaron el pasado enero en Arenys contra las multas lingüísticas.

El juzgado del contencioso administrativo número 9 de Barcelona asestó este martes un serio revés a los agentes políticos, sociales y mediáticos que, más desde fuera que desde dentro de Catalunya, cuestionan las políticas de normalización lingüística que en los últimos treinta años han llevado a cabo los gobiernos de la Generalitat. La magistrada María José Moseñe García dio por buena la actuación de la Agència Catalana del Consum y desestimó el recurso del propietario de Fincas Nevot, Manel Nevot, que se negó a usar el catalán en la rotulación de su negocio.

El empresario de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) fue sancionado en marzo de 2007 con dos multas de 400 euros. La primera por no rotular en catalán y la segunda por no disponer de hojas de reclamación.

Nevot recurrió en 2008 basándose en el carácter inconstitucional que, según él, tenían las sanciones y en el atentado a su libertad de expresión. Citaba artículos de la Carta Magna y tratados internacionales.

La juez recuerda que el deber de usar "al menos" el catalán en los rótulos responde a la política de "fomento o incentivación" del mismo que el Tribunal Constitucional (TC) declaró "legítimo" y que no "excluye" al castellano o cualquier otra lengua. Varias sentencias del TC, en la mayoría de los casos referidas a la política educativa, ya han avalado en los últimos años a la Generalitat.

"No es una imposición"

La juez afirma que "no es una imposición de un idioma con la exclusión de otro sino simplemente una regulación de mínimos". Nevot argumentó que la Constitución garantiza el estatus del castellano. Según la sentencia, ello es "perfectamente compatible" con la norma autonómica.

La magistrada recuerda que el TC ha reconocido el derecho del Estado a fijar en la normativa relativa al consumo la obligación de usar el castellano. Una fórmula a la que la Generalitat tiene "igual derecho" en relación al catalán, "lengua propia" de Catalunya según el Estatut. La juez da por hecho que Nevot vulneró los derechos de los consumidores catalanohablantes.

El empresario llegó al gran público en el programa de TVE Tengo una pregunta para usted cuando denunció ante Mariano Rajoy su caso. En marzo de 2008, en un debate televisado con José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe de la oposición echó en cara al presidente el asunto.

Su caso y otros similares han sido tomados como bandera por formaciones españolistas minoritarias como Ciudadanos y UPyD, que han llevado de nuevo al PP a postulados contrarios a la discriminación positiva del catalán. En enero unos y otros se manifestaron contra las "multas lingüísticas" y la derecha mediática jaleó la judicialización del asunto.

Nevot se planteará ahora recurrir a instancias superiores o internacionales. Ya afirmó ante la juez que, si no presentaba ella cuestión de inconstitucionalidad contra la ley de política lingüística de 1998 que avala la sanción, lo haría él mismo.