Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Las FARC amenazan al candidato de Uribe

Juan Manuel Santos aspira a suceder al presidente colombiano

ANTONIO ALBIÑANA ·03/03/2010 - 03:00h

Un policía patrulla por la localidad de Caldono, en la provincia de Cauca. - L. ROBAYO / AFP

"Todos los militantes del Partido de la U (uribistas) y el propio Álvaro Uribe, serán objetivo militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia". El mensaje, depositado en la tarde del domingo en el lobby del principal hotel de la ciudad de Florencia (Caquetá), y firmado por el "Bloque Sur" de las FARC, iba dirigido al candidato de este partido y máximo aspirante a la sucesión de Uribe, Juan Manuel Santos, ministro de Defensa entre los años 2006 y 2009. Santos rompió en público el mensaje, ante el delirio de sus seguidores.

El candidato, que pugna por crear un bloque de formaciones afines al actual presidente, enarbola como bandera central de su campaña la llamada "seguridad democrática" por delante de cualquier otra cuestión social o económica.

La amenaza guerrillera coincide con la tensión creada por la denuncia de la Audiencia Nacional española de que las FARC tienen nexos con ETA y ambas organizaciones están amparadas por Venezuela. La acusación llega un momento en que las relaciones colombiano-venezolanas entraban en un cauce de normalidad tras el incidente que protagonizaron Uribe y Hugo Chávez en la Cumbre del Grupo de Río celebrada el mes pasado en Cancún. Los dos gobiernos acordaron entonces, gracias a la mediación cubana y de forma privada, bajar el tono de sus diatribas en público.

Cuba consiguió que Venezuela y Colombia reanudaran relaciones 

De hecho, Cuba, por medio del hoy defenestrado canciller Felipe Pérez Roque, consiguió que Venezuela y Colombia reanudaran relaciones tras la fuerte tensión provocada por el secuestro del canciller de las FARC, Rodrigo Granda, el 13 de diciembre de 2004 en las calles del centro de Caracas, por agentes secretos colombianos. En aquella ocasión, la diplomacia cubana actuó a petición de la presidencia de Colombia.

Poco antes, el propio Fidel Castro había desautorizado cualquier información que le atribuyera simpatía alguna con las FARC. Fidel cuestionó la duración de su lucha armada -"una guerrilla que dura 40 años no sirve para nada"- y criticó la práctica de secuestros de civiles y militares. Castro recordó: "Incluso a oficiales que tomábamos presos [durante la revolución cubana], los entregábamos a la Cruz Roja una vez desarmados".

Relaciones congeladas

En agosto del pasado año, Chávez decidió "congelar" las relaciones con Colombia tras el acuerdo para instalar siete bases terrestres, marítimas y aéreas en Colombia por parte de EEUU, condenado en la práctica totalidad de América Latina. Las consecuencias fueron una catástrofe para el sector exportador colombiano: automotriz, ganadero y textil, fundamentalmente.

Las acusaciones desde España a Venezuela amenazan con dinamitar de nuevo una normalización de relaciones 

Después de un primer gesto de buena voluntad tras la reunión de Cancún, en el que Uribe desautorizó formalmente los ataques del ministro de Defensa, Gabriel Silva (el doberman del Gobierno), contra Chávez y las milicias bolivarianas, en la tarde de ayer los cancilleres de Colombia y de Venezuela acordaron celebrar una reunión en los próximos días en la República Dominicana como preludio a una posterior cumbre de los presidentes.

Las acusaciones de la Audiencia Nacional española contra Venezuela por su supuesto apoyo a las FARC amenazan con dinamitar de nuevo una normalización de relaciones que se iniciaría con el desbloqueo inmediato de las exportaciones desde Colombia y con la venta de energía desde este país a Venezuela para paliar la crisis provocada por el descenso del embalse del Gurí, que provee el 70% de la electricidad del país.

Ayer empezaban a alzarse voces entre los sectores más conservadores del uribismo en pro de una ruptura definitiva de relaciones, lo que sería catastrófico para las zonas fronterizas y para la economía de la región.

La guerrilla se ceba en los gobernadores 

Asesinato de cuéllar
Degollado en plena fuga
El 21 de diciembre, las FARC secuestraron y degollaron, acosados por los militares en su huida, al gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar.

Intento fallido
Candidato a gobernador
El ejército colombiano evitó tras un tiroteo de 20 minutos el pasado 14 de febrero que los guerrilleros secuestraran a José Alberto Pérez Restrepo, candidato a gobernador en la provincia de Guavire.

Secuestrados
Buscando un canje
La guerrilla cuenta con una veintena de políticos y soldados secuestrados desde hace más de diez años y a los que considera de un alto valor en caso de canje.

Unos 9.000 miembros
Una guerrilla mermada
Se estima que las FARC han pasado en los últimos años de tener 16.000 a 9.000 combatientes.