Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Clinton accede a mediar sobre las Malvinas

Londres rechaza los oficios de EEUU en el conflicto de soberanía con Argentina

ANA DELICADO ·03/03/2010 - 00:15h

Clinton y Fernández, en su encuentro. - AFP

Estados Unidos está dispuesto a interceder en el conflicto entre Reino Unido y Argentina por las islas Malvinas, cuya soberanía se disputan ambos países. Así lo reconoció la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton durante su casi improvisada visita a Buenos Aires, anunciada apenas unas horas antes de que la enviada de Obama emprendiera su gira por América Latina.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibió a Clinton a última hora de la tarde del lunes, después de que ambas asistieran a la investidura del nuevo presidente de Uruguay, José Mujica, en Montevideo.

"Solicitamos la intermediación de Estados Unidos entre el Reino Unido y Argentina para lograr sentarnos a discutir la soberanía de las Malvinas", dijo Fernández en una conferencia de prensa tras la reunión que sostuvieron ambas. "Coincidimos. Nos gustaría ver a Argentina y el Reino Unido sentados, hablando y discutiendo el tema", replicó la secretaria de Estado.

Reino Unido se ha sentido aludido y ayer portavoces el Gobierno británico aseguraron que "no era necesaria" la intervención de Estados Unidos para resolver el problema.

En cualquier caso, fue un encuentro "fructífero", según Fernández, que consiguió aliviar el clima de tensión vivido días antes, cuando la presidenta argentina señaló que el presidente estadounidense, Barack Obama, "no cumplió con las expectativas". En un principio, Argentina estaba excluida de la agenda de Clinton.

Fernández además aprovechó la presencia de la secretaria de Estado para agradecer "la desclasificación de documentos de la última dictadura militar por parte de Estados Unidos", realizada hace unos días.

Hillary Clinton llegó ayer a Chile en el marco de una gira latinoamericana que servirá para "escuchar" y no para "dictar doctrina", según sus palabras. Allí ofreció ayuda tecnológica para los damnificados del terremoto antes de continuar con la gira, que también incluye Brasil, Costa Rica y Guatemala.