Martes, 2 de Marzo de 2010

El fallo en la aceleración de Toyota suma ya 52 muertes

GM revisará 1,3 millones de coches también en EEUU.

G.AYUSO/AGENCIAS ·02/03/2010 - 21:00h

reuters - Toyota expone el nuevo Auris en la 80 edición del salón de Ginebra.

Los problemas de calidad han vuelto a azotar a la industria automovilística en EEUU. La Administración de Seguridad en el Tráfico de Carreteras comunicó este martes que los problemas en el sistema de aceleración de coches Toyota han provocado presuntamente 43 accidentes de tráfico con consecuencias fatales desde el año 2000, con el resultado de 52 muertos y 38 heridos.

Hasta 33 de los accidentes, que causaron 41 muertos, se dieron en vehículos con control electrónico de aceleración, informa Bloomberg. Los defectos en este sistema electrónico podrían provocar una aceleración repentina no intencionada. Toyota replicó que no existen evidencias que relacionen ambos aspectos.

En los últimos meses, la firma japonesa ha llamado a revisión ocho millones de vehículos en todo el mundo por problemas en el acelerador y el freno. Además, la marca comunicó este martes que reparará otro millón en EEUU y Japón por escape de aceite del motor, un defecto que no compromete la seguridad.

Las ventas de la firma nipona cayeron un 8,7% en febrero en EEUU respecto al año anterior debido a los problemas detectados. El Gobierno de EEUU sopesa exigir que todos los automóviles incluyan una nueva tecnología que garantice que el vehículo frene cuando se activan a la vez los pedales de aceleración y freno.

General Motors también deberá llamar a revisión 1,3 millones de vehículos en EEUU por un defecto en la dirección asistida de los modelos Chevrolet Cobalt fabricados entre 2005 y 2010 y Pontiac de 2005 y 2006. Ford hizo en octubre su última llamada a revisión de 4,5 millones de vehículos en EEUU, una medida que se suma a otras anteriores y que han afectado a 16 millones de automóviles con un problema en un interruptor del control de velocidad que puede causar incendios.

Las marcas japonesas aseguraron ayer que los problemas se centran en EEUU, y negaron que exista en Europa una pérdida de confianza por la situación generada con las masivas llamadas a revisión de Toyota, informa Efe.

En España, la Asociación de Fabricantes, Anfac, aseguró a Público que "la calidad de la fabricación europea está ampliamente contrastada".

Fallos de distinto calado

El experto en el sector y profesor del IESE Pedro Nueno explicó que las reparaciones por fallos de fabricación son habituales porque "un coche es un producto con mucha tecnología", hasta el punto de que las marcas siempre destinan a las llamadas a revisión un gasto considerable. Sin embargo, "una cosa es que una puerta no cierre bien y otra que el problema sea en el freno".

Nueno consideró que las compañías buscan con las actuales llamadas masivas curarse en salud ante posibles demandas en EEUU. "Es fácil que GM y Ford, que han tenido en los últimos años serios problemas económicos y de macroestructura, no se hayan centrado de la misma forma en la calidad", al tiempo que Toyota, que ha crecido en forma exponencial hasta convertirse en líder de mercado y que "siempre había priorizado los procesos", no ha mantenido la misma atención en la calidad.

Préstamos en Europa

Por otra parte, GM se comprometió este martes a aportar 1.900 millones de euros al Plan de Viabilidad de Opel en Europa, frente a los 600 que prometió en un inicio. Responde así a una demanda de los gobiernos europeos, a los que ahora pedirá 2.000 millones en vez de 2.700. Por contra, el consejero delegado, Nick Reilly, dijo que Europa no puede obligarle a mantener abierta la planta de Bélgica, con 2.400 empleos.