Martes, 2 de Marzo de 2010

Zapatero sienta a empresarios españoles a la mesa de Merkel

Los dos jefes de Gobierno comparten una cena con directivos de seis grandes firmas

GONZALO LÓPEZ ALBA ·02/03/2010 - 21:30h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la canciller alemana, Angela Merkel, en el stand de la empresa tecnológica española OESIA en CeBIT.

España ya no es sólo sol y playa, pero en muchos países, como Alemania, aún sigue viéndose así por la mayoría. Al menos hasta este martes, cuando el presidente del Gobierno realzó con su presencia la participación de 72 empresas españolas en la feria informática más importante de Europa, que se celebra anualmente en Hannover.

La ofensiva para vender una marca innovadora de España había comenzado el lunes y tuvo su momento culminante cuando José Luis Rodríguez Zapatero sentó por la noche a tres empresarios españoles a la mesa donde le agasajó la canciller de Alemania, Angela Merkel. A la cena en petit comité asistieron, como es habitual, algunos de los colaboradores más directos de los dos gobernantes, y varios de sus ministros: los de Industria y Ciencia y Tecnología de España, y los de Economía, Ciencia y Tecnología e Interior de Alemania.

Telefónica, Indra y Santander fueron el escaparate de la economía española

Lo novedoso fue que estos políticos compartieron mesa y mantel con seis empresarios, tres españoles y tres alemanes. La representación empresarial española estuvo compuesta por César Alierta, presidente de Telefónica; Javier Monzón, presidente de Indra, y Magda Salarich, directora general del Banco Santander. La alemana la integraban los presidentes de la Asociación Alemana de las Tecnologías, Deutsche Telekom la mayor compañía de telecomunicaciones de la UE y SAP, segundo proveedor mundial de software empresarial.

Un espacio de cooperación

El progreso de España en las tecnologías de la información y de la comunicación fue reconocido públicamente por la canciller de Alemania durante el recorrido de casi tres horas que en la mañana de este martes hizo junto a Zapatero por 16 stands de la feria CeBIT. "A veces no se sabe que España está muy presente en los mercados de futuro", señaló Merkel.

La informatización en Sanidad y Administración sorprende a Merkel

Ella misma se mostró sorprendida por algunos datos que conoció durante la cena del lunes y, según comentaron a Público algunos de los comensales, dio instrucciones a sus colaboradores para que tomaran nota. Lo que más llamó su atención fue que según los datos que proporcionó la delegación de Zapatero en España el 96% de los trámites realizados anualmente ante la Administración del Estado puede efectuarse ya mediante procedimientos telemáticos, más de 15 millones de españoles cuentan con un documento nacional de identidad que incorpora una firma electrónica segura y un 97% de los médicos de atención primaria tienen ya acceso electrónico al historial clínico de sus pacientes.

A pesar de que el volumen de las relaciones comerciales entre los dos países alcanza los 60.000 millones de euros, Merkel afirmó que aún puede crecer y señaló CeBIT como la mejor "plataforma para la cooperación" en nuevos ámbitos. Zapatero destacó durante su recorrido por la feria informática que todo el mundo sabe que Alemania está siempre en la vanguardia, "la novedad es que España esté en un punto muy alto de desarrollo".

Prueba de la buena sintonía entre los gobiernos y los empresarios de los dos países fue la comparecencia conjunta que protagonizaron ayer en el recinto ferial el ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, y el español de Industria, Miguel Sebastián. Ambos estuvieron flanqueados por los presidentes de las respectivas asociaciones de empresas del sector de las tecnologías de la información y de la comunicación.

Sebastián destaca que las nuevas tecnologías ya pesan más que el ladrillo

Europa, un "futuro digital"

Sebastián, que se declaró "boquiabierto" por la "calidad y dimensión" de la feria informática de Hannover, que convocó a más de 4.000 empresas, subrayó que este sector ya ha logrado adelantar en España al de la construcción. No sólo representa el 10% del PIB, sino que conjuga competitividad y creación de empleo, a corto y a largo plazo.

Zapatero, en su condición de presidente de turno, insistió en que "el futuro de la Unión Europea es un futuro digital" y sostuvo que esta es "la apuesta más segura" tanto para asegurar la prosperidad económica como el bienestar de los europeos.