Miércoles, 3 de Marzo de 2010

Una iniciativa pide acceso libre y gratuito a la ciencia

El objetivo es facilitar a todos los científicos la consulta de cualquier estudio publicado

MARTA DEL AMO ·03/03/2010 - 08:30h

MARTA DEL AMO - Revistas científicas.

Libre acceso a la ciencia. Ese es el principio del que parte la Confederación de Repositorios de Acceso Abierto (COAR, del inglés), una organización internacional que se reunió ayer por primera vez en Madrid para establecer las bases de una infraestructura internacional de archivos científicos de acceso libre.

La mayor parte de la ciencia que se genera en el mundo no puede ser consultada libremente, ya que se publica en revistas especializadas, tanto en papel como on-line, que requieren suscripción previo pago. COAR ha nacido con el objetivo de remediar esta situación. Actualmente existen repositorios de contenidos científicos nacionales o internacionales, como es el caso de DRIVER en Europa. "Lo que COAR quiere hacer es poner en orden todos los aspectos que regulan los repositorios", explicó a Público la directora del Departamento de Gestión de la Información Científica de la FECYT y miembro de COAR, Cecilia Cabello.

COAR va a estandarizar desde el estilo en el que deben gestionarse los documentos hasta la política de cada país en temas de publicación y la infraestructura necesaria para crear repositorios. "Hay que identificar lo que podemos hacer transnacionalmente en estos ámbitos, tiene que haber estándares y normativas sobre cómo se genera y publica la información", añade Cabello.

Las líneas de actuación que establezca el COAR "no serán vinculantes para los países miembros, sino que actuarán como unas recomendaciones de buenas prácticas", explica la experta. Actualmente el COAR está integrado por 26 estados de la UE, China, Japón y EEUU, entre otros. "Varios países han mostrado interés en unirse", declara la jefa de Innovación de la biblioteca de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y miembro del Comité Ejecutivo del COAR, Alicia López.

Publicación por ley

El borrador de la futura Ley de la Ciencia incluye avances en esta dirección. El texto obliga a los investigadores cuya actividad esté financiada con fondos del Estado a que publiquen una versión digital de los contenidos, como mucho, seis meses después de la fecha de publicación de los trabajos. También insta a los agentes involucrados en el sistema de ciencia a que impulsen el desarrollo de repositorios de acceso abierto. COAR espera fomentar la conexión entre todos los repositorios, ya que, según López, "la ciencia es global y sólo puede avanzar si se tiene un libre acceso a ella".