Martes, 2 de Marzo de 2010

Fernando Alonso desacelera la euforia

Asegura que luchará por el triunfo, pero no quiere "obsesionarse" con subir a lo más alto del podio desde su primera carrera al volante de un Ferrari

A. L. M. ·02/03/2010 - 16:25h

REUTERS - El piloto español Fernando Alonso espera hacer una gran temporada en Ferrari.

"El objetivo siempre es ganar, pero no me obsesiono. Son 19 carreras. El Mundial va a ser largo y la clave estará en la regularidad. Yo a Bahrein voy con confianza y esperando estar entre los primeros. Un cuarto o un quinto puede ser igual de bueno que un podio, aunque no es una carrera a vida o muerte". Con idéntica cadencia que las agujas de un reloj, Fernando Alonso expuso ayer sus sensaciones a menos de dos semanas del inicio del Mundial. En Madrid, durante la presentación de su acuerdo con uno de sus tradicionales patrocinadores personales, Viceroy, para los próximos tres años. La marca de relojes pagará más de dos millones de euros al año por lucir su logotipo en el mono rojo de Ferrari.

Relajado y sonriente, el español aguantó el aluvión de fotos durante cinco interminables minutos de flashes y gritos de reclamo de los fotógrafos, agradeció la colaboración de una empresa que le acompaña desde sus comienzos en la F1 y sorprendió durante la presentación de un nuevo modelo de reloj inspirado en motivos automovilísticos.

El asturiano exhibió su asombrosa capacidad de observación y memoria cuando describió los colores y las formas de esfera, botones y correa. "Es increíble, si lo acaba de ver por primera vez", exclamó Juan Palacios, presidente de Munreco, compañía a la que pertenece Viceroy.

Luego, Alonso apenas se salió del guión esbozado tras los últimos entrenamientos de pretemporada celebrados la semana pasada en Montemló. Se reconoció en "un buen equipo, seguramente el mejor", y opinó sobre los rivales de Ferrari en la lucha por el título y sobre su favoritismo: "Sabemos que McLaren ha mejorado, será un rival fuerte, pero eso no es ninguna sorpresa. Red Bull parece el más fuerte. Hay que esperar cuatro o cinco carreras para ver quién es el favorito, pero que se piense en mí me tranquiliza".

Alonso concluyó con un inequívoco mensaje: "Yo voy a ir a ganar, como siempre. Es mi objetivo independientemente de quién esté a mi lado".