Martes, 2 de Marzo de 2010

El TC alemán anula la ley sobre el almacenamiento de datos

La ley pretendía perseguir delitos y actos terroristas guardando los datos de conexión, de correos electrónicos, de navegación y de móviles

EFE ·02/03/2010 - 13:23h

El Tribunal Constitucional alemán declaró hoy anticonstitucional y nula la ley de almacenamiento de datos de telecomunicaciones para la persecución de delitos, crímenes y la prevención de acciones terroristas. El más alto tribunal alemán dio así la razón a los mas de 35.000 denunciantes de dicha ley, casi todos personas privadas, en el mayor recurso presentado en la historia del Constitucional contra una decisión del legislativo.

La ley, en vigor desde 2008, contempla el almacenamiento durante seis meses de todos los datos de conexión de las comunicaciones telefónicas, de correos electrónicos y de navegación por internet, así como los de localización espacial de los usuarios de teléfonos móviles. Los jueces del tribunal con sede en Karlsruhe, en el oeste del país, sentenciaron que la ley viola flagrantemente el derecho al secreto de las telecomunicaciones, así como el principio de proporcionalidad.

Los datos almacenados hasta ahora deberán ser eliminados "inmediatamente"

Igualmente consideraron en su sentencia que la seguridad en el almacenamiento de dichos datos es insuficiente, que no se concreta el uso final de dichos datos y que la ley no es suficientemente transparente. Los magistrados determinaron además que los datos almacenados hasta ahora debían ser eliminados "inmediatamente". Contra la citada ley habían presentado denuncias tres grupos de ciudadanos, el mayor de ellos, al que se habían sumado unas 34.900 personas, ha sido representado por el abogado berlinés Meinhard Starostik.

Los otros dos grupos están representados por el político liberal Burkhard Hirsch, mientras el abogado verde Volker Beck defendía los intereses de mas de 40 diputados de su partido en el Bundestag. La sentencia del tribunal Constitucional Alemán no descarta absolutamente la posibilidad de almacenar ese tipo de datos por motivos de seguridad, ni cuestiona una normativa de la Unión Europea (UE) en la que se basaba la ley anulada.

Sin embargo, el veredicto de los jueces germanos establece que el almacenamiento de datos de las telecomunicaciones como figura en la ley anulada "supone una grave intervención con un alcance como el orden legal no conocía hasta ahora". Por ese motivo, una intervención de ese tipo debe estar ligada a condiciones severas que no contempla la ley que hoy fue anulada por los jueces de Karlsruhe.