Martes, 2 de Marzo de 2010

Dos años de cárcel para Otegi por enaltecer a ETA

Durante el homenaje en Amorebieta (Vizcaya) a José María Sagarduy, el etarra que más tiempo lleva en prisión

ÁNGELES VÁZQUEZ ·02/03/2010 - 12:21h

"Se lo debemos a los presos políticos vascos, refugiados y tantos camaradas que hemos dejado en la lucha, y lo conseguiremos". Esta frase, pronunciada por el ex portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi, ha sido suficiente para condenarlo a dos años de cárcel y 16 de inhabilitación por un delito de enaltecimiento del terrorismo. Fue el 9 de julio de 2005 en Amorebieta (Vizcaya), durante el homenaje dispensado a José María Sagarduy, el preso de ETA que lleva más tiempo en prisión, al que Otegi comparó con Nelson Mandela.

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional entiende que Otegi "ensalza en grado sumo" a los presos y huidos de ETA, "hasta el punto de llegar a considerarlos acreedores de Euskal Herria, por ser los artífices de ese gran cambio que, aventuraba, conllevará la territorialidad, la autodeterminación del País Vasco del resto de España".

Y la sentencia adopta un tono pedagógico, para explicar que en España no hay presos políticos, sino "individuos privados de libertad por su presunta participación en delitos de carácter terrorista". El propio Sagarduy fue condenado por varios asesinatos, señala la resolución.

En cuanto al término "refugiados", añade la sentencia, "está reservado única y exclusivamente a personas situadas fuera de España perseguidas por su presunta comisión en delitos de terrorismo, bien perpetrando acciones criminales que a cualquiera asombran por su infinita maldad, actuando como meros peones de sus jefes".

Y respecto a la "estrambótica" comparación con Nelson Mandela, el tribunal precisa que el ex presidente surafricano es un "auténtico héroe que permaneció en prisión por motivos ideológicos" y que "jamás utilizó la violencia, ni la apoyó en pos de conseguir la supresión del apartheid". Por si alguien todavía duda de "tan errónea como interesada utilización de los términos", la sentencia añade que "Mandela fue un preso político, mientras que Sagarduy es un condenado por gravísimos delitos terroristas. ¿Qué tiene que ver el uno con el otro? Nada, absolutamente nada".

Cuatro absueltos

La Audiencia absuelve a Otegi de los delitos de reunión y asociación ilícita, así como a los otros cuatro acusados que se sentaron con él en el banquillo (aunque dos, unos días después, porque no se presentaron en el juicio).

La sentencia, de la que ha sido ponente la presidenta de la Sección, Ángela Murillo, no deja pasar la oportunidad de criticar la actuación de las dos acusaciones personadas, Dignidad y Justicia y Foro Ermua. No formularon preguntas sobre los delitos de reunión y asociación ilícita, que sólo ellos imputaban, y atribuyeron a una acusada las palabras de otra. Por eso, el tribunal no entra a valorar el discurso de la persona que comunicó el acto.