Martes, 2 de Marzo de 2010

Bajan plátanos y pescadillas y suben los pimientos verdes

Los productos frescos son los que más varían sus precios, según el ministerio de Industria Comercio y Turismo

PUBLICO. ES / EFE ·02/03/2010 - 11:31h

Los productos frescos son los que registran mayor variación en sus precios, según el miniterio de Industria. EFE

En febrero plátanos y pescadillas fueron los alimentos que más bajaron sus precios con respecto al mes anterior. Concrétamente, registraron un descenso del 4,95% y 4,70% respectivamente, mientras que, en el otro lado de la moneda se sitúan los pimientos verdes, con la mayor subida (7,03%) del mercado de la alimentación con respecto a enero.

Según los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (en PDF), siguen siendo los productos frescos los que experimentan una mayor variación en sus precios. Así, junto al plátano y la pescadilla, las chirlas y la merluza son los que más bajaron. Bacaladilla, acelgas, judías verdes y tomates frescos, sin embargo, han constribuido a encarecer la cesta de la compra en febrero.

Durante el periodo de un año los alimentos que más se han abaratado son las judías verdes, un 21,91%, seguidas de los pimientos verdes, que ha caído el 20,26% y los gallos (-15,60%). Por el contrario, los alimentos que más han subido su precio en un año son las naranjas, con un incremento del 7,38%, el tomate natural envasado (7,20%) y los limones (4,91%).

Los productos envasados matienen su precio

En cuanto a los productos envasados, apenas ha habido variaciones mensuales significativas. La mayor bajada mensual ha sido la del aceite de oliva, un 1,37% más barato, y en las subidas destaca la de las salchichas de Fráncfort (1,75%) y el tomate natural envasado (1,33%).

En el último año, el alimento envasado que más se ha abaratado ha sido el aceite de girasol, con una caída en sus precios del 11,76%, seguido de la leche esterilizada, que ha bajado el 8,14%, y el azúcar (-6,20%).

Los datos 

Los datos facilitados por Industria se obtienen de precios de venta al público recopilados en el comercio minorista durante las tres primeras semanas del mes estudiado, y se hace una media ponderada de los precios más frecuentes y de su variación mensual e interanual.