Martes, 2 de Marzo de 2010

"Marruecos no puede ser nuestro socio predilecto"

Actores exigen a la UE que presione al reino alauita para que respete el Sáhara

SUSANA HIDALGO ·02/03/2010 - 00:10h

Guillermo Toledo, en el acto de ayer. - ÁNGEL MARTINEZ

Más de dos meses después de que la activista saharaui Aminatou Haidar terminase la huelga de hambre que tuvo en vilo las relaciones entre España y Marruecos, un grupo de artistas e intelectuales reclamó ayer que la causa saharaui no caiga en el olvido. Fue en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en una sesión que abrió el rector de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, quien apeló "al compromiso universitario con el pueblo saharaui".

Al acto acudieron políticos de IU como Inés Sabanés o Cayo Lara, que señaló que lo fundamental es que Marruecos cumpla "con los compromisos marcados por la ONU". También asistieron artistas como Pilar Bardem, Guillermo Toledo o El Gran Wyoming. Por su parte, José Antonio Gimbernat, presidente de la Federación Española de Asociaciones pro Derechos Humanos de España, habló de la inviabilidad de que "una dictadura como Marruecos reconozca dentro de su territorio a una autonomía". "Marruecos no puede ser nuestro socio predilecto", agregó Toledo.

Disidentes cubanos

Al margen del Sáhara, Toledo señaló que el disidente cubano Orlando Zapata, muerto recientemente tras una huelga de hambre, era "un delincuente común, no un disidente político". No obstante, afirmó que lamentaba "absolutamente" la muerte "de cualquier ser humano, y mucho más la de alguien encarcelado y en huelga de hambre, que es algo terrible".