Lunes, 1 de Marzo de 2010

Acciona frena las inversiones y se centrará en energías verdes

Empleará 6.500 millones hasta 2013, tres veces menos que entre 2006 y 2009

A. M. VÉLEZ ·01/03/2010 - 22:00h

. - Las renovables serán el 60% de los programas en el próximo cuatrienio

El grupo de infraestructuras, servicios y energía Acciona presentó ayer su Plan Estratégico 2010-2013, que prevé una inversión de 6.500 millones de euros para ese periodo. Un plan "prudente y realista", según la empresa, que, aunque se revisará anualmente en función de las circunstancias, implica un severo tijeretazo respecto a los últimos cuatro años, en los que Acciona invirtió casi 18.500 millones, buena parte (el 72%), para el desembarco en Endesa, de la que la compañía se desvinculó totalmente el año pasado con importantes plusvalías.

Para el próximo cuatrienio, Acciona centrará sus esfuerzos en seguir reduciendo su deuda (que el año pasado ya bajó un 60%, gracias a la salida de Endesa) y a las energías renovables, de la que es uno de los líderes mundiales. El 60% de la inversión, unos 3.900 millones, irá a ese sector. De esa cifra, el 78% irá destinado a parques eólicos y el 20%, a complejos termosolares. El objetivo es que la energía verde aporte en 2013 un tercio de los ingresos, frente al 18% actual.

La segunda área en importancia serán las infraestructuras, con el 31% del desembolso previsto, que pasará de generar el 53% de las ventas al 45% en 2013. El grupo apenas destinará el 2% de la inversión prevista al negocio inmobiliario, que fue una de sus grandes apuestas durante el boom del sector.

Otra gran apuesta es la internacionalización. Las ventas en el exterior deberán suponer al final del plan el 37% del total. Hoy, suponen sólo el 24%. "Si las condiciones del plan [de infraestructuras que ultima el Ministerio de Fomento] son atractivas, priorizaremos y cambiaremos el destino de nuestros recursos", dijo el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.

En un encuentro con la prensa, el ejecutivo expresó su "absoluta fe en el dinamismo, capacidad técnica y empuje de las empresas españolas" y auguró un "futuro negro" si el modelo de desarrollo no se orienta hacia la sostenibilidad, un área de la que su empresa quiere ser una "ventanilla única".