Martes, 2 de Marzo de 2010

La Liga española se hace escocesa

La distancia con el tercer clasificado en 79 años nunca fue tanta

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·02/03/2010 - 08:15h

Ventajas históricas sobre el tercero.

Medio siglo después, 51 años exactamente, Barça y Madrid reviven un duelo colosal que, como entonces, ha partido en dos la Liga española. El campeonato 2009-10 se anunció como una batalla entre dos plantillas grandiosas comandadas por otras tantas estrellas, Messi y Cristiano, y tamaño poderío colectivo e individual desempolvó el recuerdo de las míticas formaciones azulgrana y blanca que lideraban Kubala y Di Stéfano respectivamente. Concluida la jornada 24ª de Liga, la supremacía de los dos grandes sobre el resto de participantes es la mayor de la historia.

El bipartidismo liguero nace de la apretada lucha que mantienen los dos primeros y de la enorme distancia, 13 puntos, que separa al segundo, el Madrid, del tercero, el Valencia. En Escocia, por ejemplo, es algo habitual. Pero en Esopaña, no. Sólo es comparable a lo q lo que ocurrió en la temporada 1958-59. Entonces, el Barça también lideraba la clasificación en la jornada 24ª y los puntos reales entre el Madrid, segundo, y el Athletic, tercero, eran nueve. Sin embargo, aplicando los tres puntos que vale cada victoria desde septiembre de 1995, la distancia entre el equipo de Di Stéfano y el de Gainza sería idéntica a la actual respecto al Valencia, 13.

Barça y Madrid suman juntos el 83% de los puntos, récord histórico

Dos datos avalan que la dictadura actual de azulgranas y blancos es más férrea que la de entonces. El Barça de Guardiola tiene 61 puntos 19 triunfos, cuatro empates y una derrota, dos más que el dirigido por Helenio Herrera (19 ganados, dos empatados y tres perdidos); el Madrid de Pellegrini, 59 19 victorias, dos empates y tres derrotas, también dos más que el conjunto de Carniglia (18 ganados, tres empatados y tres perdidos). Además, Madrid y Barcelona suman desde el pasado sábado 120 puntos, el 83,33% de todos los disputados y el mayor porcentaje de la historia tras 24 jornadas, superando precisamente el 82,29% de la Liga 58-59.

Por contra, los Ramallets, Kubala, Evaristo, Luis Suárez, Czibor y compañía firmaron una diferencia favorable de goles, 51 (72 a favor y 21 en contra), superior a la de Valdés, Xavi, Iniesta, Messi, Ibrahimovic y demás: 45 (59 marcados y 14 encajados). Asimismo, Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas, Gento y el resto también acreditaron una diferencia, 47 (67 a favor y 20 en contra) mayor que la obtenida por Casillas, Xabi Alonso, Cristiano Ronaldo, Kaká, Higuaín y sus compañeros, 46 (64 anotados frente a 18 recibidos).

Presupuestos determinantes

Sólo Kubala y Di Stéfano avasallaron en la tabla como ahora

La dictadura a dos ha tenido varias réplicas, pero siempre en grado inferior. Eso sí, la tendencia desde la temporada 2004-05 confirma que la brecha económica que separa a los grandes clubes en España y en Europa es cada vez más ancha e insalvable.

Así, en la clasificación de bipartidismo asfixiante más exagerado, detrás de las dos épocas intratables antes detalladas aparecen tres de las últimas seis Ligas: la 2004-05: 1º, el Barça de Ronaldinho, 2º, el Madrid de Zidane, y 3º, a nueve puntos , el Betis de Joaquín; la 2007-08: 1º, el Madrid de Schuster, 2º, el Barça de Rijkaard, y 3º, el Villarreal de Pellegrini, a ocho puntos; y la 2008-09: 1º, Barça, 2º, Madrid, y 3º, Sevilla, a nueve puntos.

La última dictadura, más blanda, data de finales de los 80. En el curso 1988-89, el Madrid de la Quinta del Buitre iba primero en la jornada 24ª, le seguía el Dream Team de Cruyff y tercero, a siete puntos, iba el Valencia de Ranieri . Una última curiosidad: en todos los casos acabó ganando la Liga el líder de la jornada 24ª.