Lunes, 1 de Marzo de 2010

Los inmigrantes se alzan contra su marginación en Italia

La organización habla de "éxito" de la protesta, pese a su repercusión simbólica

SANDRA BUXADERAS ·01/03/2010 - 21:00h

Un inmigrante encabeza la marcha de ayer en Nápoles. - AFP

Los inmigrantes atraviesan un momento de tanta precariedad en Italia, que vivieron como un éxito el mero hecho de haber podido convocar también, como en Francia, una primera huelga para reivindicar de forma coordinada sus derechos.

Asociaciones de más de 60 ciudades convocaron actos y manifestaciones teñidas de amarillo, color escogido por el Comité Primero de Marzo como símbolo de cambio en la política de marginación de la población inmigrante.

El seguimiento fue más bien simbólico pero aun así logró reunir a varios miles de italianos y extranjeros en todo el país, que quisieron demostrar su rechazo a las leyes del Gobierno Berlusconi que criminalizan a los inmigrantes. Participaron políticos de izquierda pero también algunos diputados del partido de Berlusconi, que no comparten la política xenófoba que logra imponer el otro partido de la coalición de Gobierno, la Liga Norte.

"Queríamos estimular una reflexión seria sobre qué pasaría si los millones de inmigrantes que viven y trabajan en Europa decidieran cruzarse de brazos o irse, y hoy hemos tenido un primer éxito", explicaba ayer Stefania Ragusa, presidente del Comité. Señaló que los más de cinco millones de inmigrantes en Italia en una población total de 60 millones generan casi el 10% del PIB del país.

Los sindicatos nacionales de trabajadores no quisieron llamar a la huelga, a excepción de algunos comités locales en el norte de Italia.

Noticias Relacionadas