Lunes, 1 de Marzo de 2010

Venezuela considera "tendenciosa" su vinculación con ETA y las FARC

El Gobierno venezolano califica de "inaceptable" la acusación del juez Eloy Velasco

ÁNGELES VÁZQUEZ ·01/03/2010 - 20:58h

AFP - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a su llega a la investidura como presidente de Uruguay de José Mujica.

"Obran diligencias en este procedimiento que ponen de manifiesto la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entre las FARC y ETA". Son palabras del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en un auto en el que procesa a seis miembros de ETA y a siete del grupo terrorista colombiano por los delitos de colaboración con banda armada, tenencia de explosivos y conspiración para cometer homicidios terroristas.

El magistrado pide al Ministerio de Asuntos Exteriores y al de Interior que realicen las gestiones necesarias ante las autoridades cubanas y venezolanas para conseguir la extradición a España de los procesados para que ingresen en prisión. La única encausada que reside en nuestro país, Remedios García Albert, ha sido citada en la Audiencia el próximo día 24.

Velasco procesa en su auto a seis miembros de ETA y a siete de las FARC

Según el juez, "a lo largo de su historia", ETA y las FARC "han mantenido relaciones coordinadas de sus miembros entre sí, de modo y manera que se han ayudado mutuamente a la hora de conseguir lograr algunos de sus ilícitos objetivos". Esta ayuda consiste en cursillos en la selva colombiana y venezolana, ensayos con nuevos explosivos y métodos terroristas, y que ETA ayudara a los terroristas colombianos a atentar en España.

Desde Alemania

La resolución provocó una reacción inmediata. El Gobierno español pidió ayer "explicaciones" al de Venezuela por la presunta cooperación del régimen de Hugo Chávez con ETA y las FARC, según anunció José Luis Rodríguez Zapatero durante una rueda de prensa conjunta con la canciller de Alemania, Angela Merkel, en Hannover, informa Gonzalo López Alba.

Los terroristas se adiestraron en Venezuela, según el juez

La petición se produjo durante una conversación telefónica del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con el presidente venezolano, según confirmaron fuentes diplomáticas españolas. Moratinos acompañaba ayer a Zapatero, que expresó su "respeto" a la actuación de la Audiencia e indicó que ahora está "a la espera de las explicaciones por parte de Venezuela". "En función de esa explicación, actuará el Gobierno de España", concluyó Zapatero.

La primera reacción de Venezuela se hizo esperar y, cuando lo hizo, fue para negar con contundencia las acusaciones. A juicio del Ejecutivo de Chávez, la acusación es "tendenciosa" e "inaceptable". En el auto, "se hacen señalamientos inaceptables de naturaleza y motivación política sobre el Gobierno venezolano", sostuvo el Gobierno bolivariano a través un comunicado en Montevideo, donde Hugo Chávez asistía a la investidura del presidente uruguayo, José Mujica.

Prudencia en Colombia

El principal acusado es un presunto etarra que trabaja en el Gobierno chavista

Su homólogo de Colombia, Alvaro Uribe, reaccionó con prudencia. "Creo que tenemos que tener una reacción prudente y mirar qué es lo que está pasando a través de los canales diplomáticos", dijo Uribe a la emisora de radio RCN de Bogotá. Su antecesor en el cargo, Andrés Pastrana, reclamó a Chávez "las aclaraciones necesarias". "Si Venezuela está dando cobijo a miembros de las FARC y a ETA, la Unión Europea al final va a tener que pedir explicaciones. Es un tema que Chávez tiene que explicar muy pronto, muy claro, muy concreto y muy directo", declaró a Europa Press.

La relación entre ETA y las FARC se remonta en el auto a 1993, pero no se hace efectiva hasta 1999, cuando "el comité ejecutivo de ETA interesó el establecimiento de relaciones oficiales con las FARC con el objeto de exportar al extranjero sus tácticas y técnicas".

Los contactos fueron mantenidos, primero, por los responsables del colectivo de ETA en Cuba, pero después se realizaron a través de Arturo Cubillas Fontán. Es en él en quien basa el juez el nexo entre el Gobierno de Venezuela y ambas organizaciones terroristas.

Cubillas fue deportado por Francia a Argelia en 1987. Dos años después, fue trasladado a Venezuela. En 1990, se casó con una venezolana, Goizeder Odriozola, que ha ocupado cargos públicos en el Gobierno venezolano desde que Chávez llegó al poder. El propio Cubillas, responsable de ETA en la zona, fue nombrado en octubre de 2005 director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras de Venezuela.

"Fruto de sus gestiones, entre el 14 de julio y el 12 de agosto de 2003, las FARC impartieron adiestramiento militar a cuatro militantes de ETA". En esos campamentos, aprendieron a usar granadas Jotake-Handia, que las autoridades colombianas denominan cilindro bomba. ETA las usó contra el cuartel de Aizoain (Navarra) meses después. En 2004, los contactos versaron en el manejo de misiles tierra-aire, como los intervenidos a Soledad Iparragirre, Anboto, o los que se intentaron usar contra el ex presidente José María Aznar.

Vigilancia

Simultáneamente, el miembro de las FARC Víctor Ramón Vargas, Chato, vino dos veces a España a vigilar la Embajada de Colombia. Informó de que "no sería difícil" atentar contra el ex presidente colombiano Andrés Pastrana, "siempre que se contase con la ayuda de ETA". Las FARC pidieron apoyo a ETA para localizar a varias personas, entre ellas el presidente, Álvaro Uribe, cuando visitara España o la UE.

En 2007, varios etarras impartieron un cursillo a las FARC sobre el explosivo C4. Según el auto, viajaron por tierra vía Maracaibo junto a una persona vestida como los miembros de la Dirección de Inteligencia Militar de Venezuela y un vehículo militar venezolano.

Noticias Relacionadas