Lunes, 1 de Marzo de 2010

Salgado habla de "reacción rápida" frente a las acusaciones de improvisación

La vicepresidenta defiende que "en otros países" no verían "ninguna improvisación" en las decisiones de Zapatero

PÚBLICO.ES/EUROPA PRESS ·01/03/2010 - 18:23h

PUBLICO foto: Albert Gea - Elena Salgado, este lunes, en Barcelona.

Día a día el presidente del Gobierno se encuentra en los periódicos titulares con acusaciones procedentes de la oposición que tildan de improvisación sus decisiones en materia económica. Desde el Ejecutivo la respuesta es de absoluto respaldo a su gestión.

Así lo ha hecho hoy la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, quien ha asegurado que Zapatero no improvisa, sino que sus decisiones responden a una "reacción rápida". Salgado respondía a una pregunta del público de Tribuna Barcelona, donde ha acudido a ofrecer una conferencia sobre la situación económica.

Allí, uno de los asistentes consideró que el presidente "improvisa más que analiza" a lo que Salgado le respondió asegurando que ella no ve "ninguna improvisación" y que "lo mismo que hace el presidente del Gobierno, en otros países se llama reacción rápida".

Asimismo, Salgado considera normal que el máximo representante del país tome las riendas en la respuesta a la coyuntura, por encima de la figura de la ministra de Economía. Además ha comparado la actuación de Zapatero con las de otros dirigentes mundiales que también "se han puesto al frente" y no han sido criticados por ello, como Nicolas Sarkozy y Barack Obama.

Salgado también defendió la subida del IVA para afrontar el déficit

En su intervención, Salgado evitó concretar el contenido de las propuestas que el Ejecutivo remitirá el lunes por la tarde a los partidos para consensuar un pacto anticrisis, aunque sí repasó los objetivos generales, como reducir el déficit, reordenar el sector público para hacerlo "más ágil y eficiente" e impulsar las actividades de mayor valor añadido y contenido tecnológico.

También explicó que el Gobierno pretende incentivar la rehabilitción de viviendas para reconducir el sector inmobiliario, y señaló la necesidad de contar con un sistema financiero "sólido y en condiciones de atender la demanda de crédito solvente", palabras que fueron escuchadas por el presidente de La Caixa, Isidre Fainé, que fue el encargado de presentarla.

Entre el público también había otros representantes del sector financiero catalán, como el presidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra, y el de Banco Sabadell, Josep Oliu, que también recibieron el mensaje de Salgado de que el sistema financiero español está "saneado" y de que "ninguna instancia política obliga a las fusiones", aunque sí está la recomendación del Banco de España. En Catalunya, siete de las diez cajas existentes están en proceso de integración.

Salgado insistió en la defensa de la subida del IVA en verano con el objetivo de reducir el déficit, que vio como un compromiso "muy exigente pero factible", y como consecuencia del aumento de este tributo, auguró un efecto inflacionista "muy moderado" y una "pequeña" disminución del consumo, con compras que se adelantarán en algunos casos a antes de la subida. En todo caso, descartó que sea un "impedimento para que el PIB siga subiendo".

Por otro lado, la ministra se mostró favorable a que las administraciones reduzcan los plazos de pago para "servir de ejemplo" al sector privado, así como a reducir el absentismo y los gastos de personal del funcionariado (dejando de cubrir vacantes) para mejorar la eficiencia y poder aumentar la inversión y prestación de servicios con los recursos que se ahorren.