Lunes, 1 de Marzo de 2010

El catalán Miguel Marín, víctima mortal del terremoto en Chile

El profesor José Manuel Ventura Rojas y el sacerdote Cecilio de Miguel Medina no responden desde el sábado

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·01/03/2010 - 17:58h

AFP PHOTO / DANIEL GARCIA - Dos españoles no responden desde el terremoto.

El joven catalán Miguel Marín, de 29 años y vecino de Alella (Barcelona), se encuentra entre las víctimas mortales del terremoto que ha sacudido Chile, según han informado hoy familiares del fallecido. Las fuentes han señalado que Miguel murió al golpearse la cabeza con una roca en la isla chilena de Juan Fernández, al sorprenderle uno de los tsunamis provocados por el terremoto.

La familia asegura que ha recibido la información del fallecimiento a través de un familiar que viajaba con el joven, con el que han podido contactar a través de internet. Según las mismas fuentes, la embajada española en Chile todavía no ha confirmado oficialmente la muerte de Miguel Marín.

Desaparecidos

Otras dos familias se mantienen en vilo a la espera de noticias. La del profesor universitario cordobés de 31 años, José Manuel Ventura Rojas, y la del sacerdote Cecilio de Miguel Medina. Ambos permanecen ilocalizables desde el seísmo.  El primero imparte clases sobre Historia Contemporánea en la Universidad de Concepción desde febrero de 2009. El pasado viernes, un día antes del terremoto, escribió un correo electrónico asegurando que se encontraba bien. Desde entonces la familia no ha tenido contacto con él. 

Según ha explicado su hermano Rafael, a José Manuel no le gustan mucho los teléfonos móviles y se ha dejado el suyo en su casa de Córdoba, donde ha estado recientemente coincidiendo con el verano austral. Rafael también ha señalado que su hermano vive con una familia chilena en una vivienda que se encuentra en el Cerro de la Virgen, una zona residencial de la ciudad que se encuentra un poco más elevada que el resto y a una media hora a pie de la universidad donde imparte clases.

El hermano ha explicado que al no tener noticias de José Manuel desde el viernes por la noche, ayer por la mañana, transcurridas 24 horas, se pusieron en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores para comunicar la situación.

Por su parte, el profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Córdoba y antiguo profesor de José Manuel, Enrique Aguilar, ha indicado que el ex rector de la UCO Eugenio Domínguez se ha puesto en contacto con el rector de la Universidad de Concepción para interesarse sobre el paradero del profesor cordobés.

Un "brillante" profesor

Según ha explicado, el máximo responsable de la institución académica chilena ha comunicado al ex rector de la UCO, que fue uno de los impulsores de los programas de intercambio con esta universidad, que las instalaciones no habían resultado especialmente dañadas en comparación con la magnitud de la tragedia y que el único edificio que prácticamente había desaparecido ha sido el de Químicas.

De este modo, la Universidad de Concepción, que tenía previsto comenzar hoy las clases tras el periodo vacacional ha decidido retrasar el inicio del curso una semana. Aguilar ha explicado que José Manuel es un "brillante" profesor que obtuvo su licenciatura en Historia por la Universidad de Córdoba en 2000 y desde 2007 es doctor, además de contar con numerosos trabajos publicados.

Sin embargo, José Manuel se encuentra impartiendo clases en la Universidad de Concepción por un contrato que consiguió por su cuenta y no forma parte en la actualidad de ningún programa de intercambio con la UCO.

Cecilio tampoco contesta

Por su parte, Cecilio de Miguel Medina, un sacerdote español que trabaja en Chile desde hace más de quince años, permanece ilocalizable desde el sábado, cuando un seísmo asoló gran parte del país, según explicó el hermano del desaparecido.

Cecilio trabaja en Chile desde hace quince años

"Llevamos intentando hablar con él desde el sábado y no hay manera. El teléfono fijo no lo coge y el móvil aparece como desconetado", lamentó en declaraciones a Europa Press. Asimismo, aseguró que "ya no saben que hacer", porque lo único que hacen es "rellenar formularios". Hasta el momento sus familiares, que están "muy nerviosos y preocupados", han dejado constancia de la desaparición en Cruz Roja, en la Embajada de España en Chile y en la de Chile en España. Desde los tres organismos, con el Ministerio de Exteriores no han hablado, le han dicho que "no hay ninguna víctima con las características que describen".

Cecilio reside en Concepción, el lugar más afectado por el terremoto, donde tenía una parroquia y era profesor en la Universidad Católica de Chile. "Cecilio estaba muy integrado en la cultura chilena", señaló su familiar.