Lunes, 1 de Marzo de 2010

Antich rechaza adelantar elecciones y no descarta otro pacto con UM

"La valentía no está en adelantar elecciones, sino en dar respuestas a los ciudadanos", asegura el líder balear

PÚBLICO / AGENCIAS ·01/03/2010 - 10:32h

El presidente balear, Francesc Antich, descarta adelantar elecciones tras la renuncia, el pasado viernes, de la presidenta de Unió Mallorquina, María Antonia Munar.

"La valentía no está en convocar o no elecciones, sino en dar respuesta a los ciudadanos", se ha justificado, al tiempo que ha reconocido que "ciertas formas de gobernar" que han imperado en las islas los últimos años deben ser "eliminadas". Modos que, ha aclarado,  perviven de la anterior legislatura y en las que el PP ha participado.

En una entrevista en la cadena Ser, con motivo del Día de Baleares, Antich ha señalado que "habrá tiempo para elecciones" y ha insistido en que "estos momentos son tiempos de dar respuestas", de "corresponsabilidad política" y de "unir esfuerzos parlamentarios".

A la pregunta de si tras las próximas elecciones pactaría con Unión Mallorquina (UM) si este acuerdo fuera decisivo, Antich se ha limitado a decir que "habrá que ver qué pasa con UM", ya que no se puede juzgar igual a todas las personas.

A juicio de Antich, la actual situación demanda "tranquilidad" y "mucho ánimo"

Ha explicado que "apartar" a Unión Mallorquina se debió a que la situación estaba "tan al límite" que había una pérdida de confianza en el partido.

No obstante, ha puntualizado que en estos momentos el presidente de UM tiene la "oportunidad" de encauzar la formación y, en ese sentido, le ha deseado "todos los éxitos".

También se ha mostrado partidario de acordar normas y leyes que dificulten o impidan que casos de corrupción, como los que han afectado a su comunidad, se vuelvan a repetir.

A juicio de Antich, la actual situación demanda "tranquilidad" y "mucho ánimo" para que no haya disputas políticas, y ha recordado que la semana pasada lo que hizo en el Parlamento fue extender la mano y poner acuerdos encima de la mesa, que es lo que esperan los ciudadanos.

El presidente autonómico ha insistido en que lo que piden los agentes sociales y económicos es que no haya rupturas y que se hagan inversiones en favor de la gente.

Antich también se ha referido a la posición del PP que ha considerado "contradictoria" y en momento de "shock", ya que un día piden una moción de censura y en otros momentos la dimisión, pero "nunca hablan del proyecto que quieren presentar".

Ha reconocido que Baleares vive ahora unos momentos muy complicados y el hecho, ha dicho, de que el presidente de la comunidad tenga que pedir disculpas a los ciudadanos "lo deja claro".

También ha dicho sentirse orgulloso de la cultura del acuerdo y ha defendido sus planes de gobierno y la continuidad de su proyecto.