Lunes, 1 de Marzo de 2010

Los Lakers tumban a Denver en el duelo del Oeste

Odom fue la clave para que los Lakers consiguieran remontar.  Gasol acabó con 15 tantos y 14 rebotes

EFE ·01/03/2010 - 01:08h

Gasol, en el partido contra Denver. AFP

Jugaron mal, sufrieron y no tuvieron al mejor Kobe Bryant, pero Los Angeles Lakers se repusieron a tiempo y tumbaron a Denver Nuggets (95-89), el que se presume como su principal rival para llegar de nuevo a la Final de la NBA.

Lamar Odom emergió como clave en el último periodo y firmó 20 puntos y 12 rebotes, bien secundado por Pau Gasol, quien a pesar de sufrir un gran marcaje, acabó con 15 tantos y 14 rebotes. Bryant se quedó en 14 puntos en 3/17 en el tiro, pero repartió 12 asistencias.

Por Denver destacó Carmelo Anthony, con 21 puntos, que fue defendido a las mil maravillas por Ron Artest. Nene registró 14 puntos y 11 rebotes.

Era el tercer duelo de la temporada entre ambos equipos. Los Lakers cedieron en Denver por 105-79 en noviembre y cayeron de nuevo por 113-126 el pasado 5 de febrero, en Los Angeles.

Si los californianos querían comenzar fuertes para intimidar a su rival, los planes no pudieron salir peor. Ante un Andrew Bynum ausente, el brasileño Nene hacía estragos en la zona, y la permisiva defensa de Bryant y Shannon Brown, que había entrado en juego muy pronto merced a las dos tempranas faltas de Derek Fisher, dejaba vía libre para Chauncey Billups y Arron Afflalo.

Irregulares

A los Lakers les faltaba intensidad. Bryant no lanzó a canasta hasta pasados siete minutos y Artest, irregular en ataque, no era la solución. Lo peor llegó a escasos segundos para el final del primer cuarto, cuando Billups lanzó a los suyos con un triple (21-29).

Los Lakers arrancaron con un parcial de 10-1 en la segunda parte

La situación se mantuvo durante buena parte del segundo periodo, donde Anthony mantuvo la muñeca afinada para aumentar la distancia (27-40) y los Nuggets abrumaron a los locales con una magnífica defensa.

El equipo de Phil Jackson emergió con otra cara en la segunda parte. Arrancó con un parcial de 10-1 basado en algo que no ofreció en los primeros 24 minutos: defensa.

Un triple de Fisher parecía confirmar la resurrección local (53-54), pero justo cuando más apretaba el normalmente apático público del Staples Center, Denver se rehizo y de la mano de un espectacular Anthony volvió a superar la barrera de los diez de ventaja (53-64) tras otro abultado parcial de 0-10.

Remontada final

Entretanto, la desesperación podía con Bryant, que lucía cuatro puntos en su casillero hasta el minuto 33 debido a la ejemplar defensa de Afflalo. Pero la energía defensiva de los Lakers siguió en aumento -impresionante Artest- y los angelinos volvían a estar al acecho justo antes de llegar al último cuarto (64-66).

Un triple de Lamar Odom, espectacular en la recta final, empató el partido en la primera jugada del cuarto periodo. El duelo comenzaba de nuevo y Gasol, con un semigancho, ponía a los suyos con las cosas de cara tras un parcial de 8-0 (82-74).

Sin embargo Billups, irreductible, devolvió la ventaja a Denver con un triple (84-85). Todo se redujo a un final de infarto. Gasol dio primero (93-89) y Artest logró que Anthony fuera expulsado por personales.

Denver acusó los errores en el tiro y varias pérdidas de balón en momentos cruciales, lo que aprovechó Bryant para sentenciar desde la línea de tiros libres.