Lunes, 1 de Marzo de 2010

Una negociación fuera de radar

El secuestro impone discreción tras el circo del Alakrana y el caso Haidar

ERNESTO EKAIZER ·01/03/2010 - 08:00h

Cuando el presidente Sarkozy posó el pasado 25 de febrero en Mali junto al ciudadano francés Pierre Camatte, liberado por Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI), parecía que la cadena de secuestros en Mali y Mauritania primero Camatte, después los tres cooperantes españoles Albert Vilalta, Alicia Gámez y Roque Pascual, y finalmente la pareja italiana de Sergio Cicala y Philomène Kabourée tocaba a su fin. Sarkozy declaró: "Pienso en los rehenes españoles e italianos".

La negociación de Francia y España con los terroristas, por intermediación del presidente de Mali, es un hecho. Pero, mira por dónde, junto con la liberación de Camatte, AQMI difundió un vídeo dramático conocido ayer. El ciudadano italiano Cicala apela en él a la "generosidad" de Berlusconi para que, ante el ultimátum que vence hoy, realice las "concesiones" para salvar su vida y la de su esposa. Los terroristas, a su vez, aseguran que el Gobierno italiano no ha hecho los "esfuerzos" para salvarles.

El secuestro impone discreción tras el circo del Alakrana y el caso Haidar

La liberación de cuatro presos islamistas por el presidente de Mali ha sido fundamental para poner fin al secuestro. Como dos de esos prisioneros son argelinos y habían sido objeto de una solicitud de extradición, Argel ha llamado a su embajador a consultas (lo mismo ha hecho Mauritania por uno de sus nacionales liberados) como protesta por la violación de sus acuerdos judiciales con Mali.

El Gobierno español ha considerado que la vida de los tres cooperantes españoles es la prioridad absoluta. Después del circo montado en torno al secuestro de la tripulación del Alakrana y del caso Aminatou Haidar, el caso de los tres cooperantes españoles ha estado sujeto a una discreción inusual en la política española.

Rajoy dijo el pasado 30 de diciembre que él siempre rechazará negociar con terroristas o secuestradores. De Cospedal rechazó la semana pasada que se paguen rescates o se negocie con terroristas. Pero añadió: "El Ejecutivo debe hacer lo posible para que los cooperantes estén en casa".

Es lo que cree haber hecho el Gobierno. Y para hacerlo ha habido que negociar: liberar presos en Mali y pagar.Negociación, pues, haberla, hayla.

 

Noticias Relacionadas