Domingo, 28 de Febrero de 2010

"Lo que le falta al Gobierno no son apoyos, sino ideas"

Nuevo mitin del líder del PP en un feudo socialista de Andalucía

OLIVIA CARBALLAR ·28/02/2010 - 01:00h

Mariano Rajoy (en el centro), ayer junto a Javier Arenas en Jerez de la Frontera.

Apoyo al pueblo de Cuba, clases de democracia, encuestas en Andalucía... Mariano Rajoy dejó la crisis para el final pero, cuando tocó, sacó pecho con una frase más que premonitoria de que su partido no firmará ningún pacto. "Lo que tiene que hacer el Gobierno es ponerse de acuerdo entre sus miembros; lo que le falta no son apoyos, sino ideas", dijo ayer el presidente del PP en Alcalá de los Gazules (Cádiz, 5.660 habitantes), el laboratorio ideológico del socialismo andaluz. Donde más duele.

Tras visitar las zonas inundadas en Jerez de la Frontera, Rajoy, ya sin botas ni chubasquero, volvió a pedir a Rodríguez Zapatero una rectificación de su política económica: "Hemos tenido mala suerte, ha habido socialistas mejores, lo que le pido al Gobierno es que no haga más daño del que ya ha hecho". E insistió en su rechazo a la subida del IVA: "De la crisis se sale, pero con más empleo y menos impuestos, digo exactamente lo mismo que en Dos Hermanos". Como suena: Dos Hermanos.

Y los asistentes al mitin, unos 3.500 según el PP aunque el pabellón tenía capacidad para unas 1.500 personas, comenzaron a murmurar. "¿Qué pasa?", preguntaba atónito Rajoy. "¡Dos Hermanas, con a!", le gritaron tras equivocarse en dos ocasiones.

Rajoy, que en Dos Hermanas [otro fortín socialista] ya habló de "los chuches", arregló el entuerto ahondando en la crisis: "Es que hay familias que tienen dos hermanos en el paro". Hubo, ya fuera del pabellón, quien advirtió que, con tanto viajar al sur, se le estaban pegando los conocidos desórdenes verbales del vicepresidente Manuel Chaves.

Objetivo: Andalucía

Según el presidente del PP Andaluz, Javier Arenas, Rajoy ha visitado más de 150 veces en los últimos cinco años esta comunidad autónoma, donde la mayoría de las encuestas sitúan al PP, por primera vez, por delante del PSOE. No se confían, pero están dispuestos a dar la batalla en la calle: "Ni Alcalá pueblo natal de la ministra Bibiana Aído ni ningún lugar es patrimonio de ningún partido, la democracia es alternancia", dijeron.

En el auditorio, Manuel Muñoz Galán, un joven del pueblo que trabaja en la construcción, asentía: "Necesitamos un cambio y gordo". Asegura ser ahijado de Rodrigo Rato.