Sábado, 27 de Febrero de 2010

Cuatro muertos en un atentado suicida en Pakistán

Reuters ·27/02/2010 - 12:08h

Un suicida con un coche bomba mató a tres policías y a un niño el sábado en un ataque contra una comisaría en una ciudad del noroeste de Pakistán, informó la policía.

Extremistas vinculados con Al Qaeda llevaron adelante numerosos ataques contra miembros de las fuerzas de seguridad en los últimos años y aumentaron las incursiones después de que el Ejército lanzara una ofensiva contra su principal bastión en octubre.

La explosión en la ciudad de Karak, a 200 kilómetros al sudoeste de Islamabad, sucedió en momentos en que la policía estaba en alerta por posibles ataques sectarios contra procesiones religiosas para celebrar el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma.

"La explosión destruyó parte de la comisaría y una mezquita cercana", dijo el oficial de policía Gul Sadi Jan a periodistas, agregando que tres oficiales murieron. "Trece personas resultaron heridas y tememos que haya más personas atrapadas bajo los escombros", agregó.

Otro oficial de policía dijo que también falleció un niño que pasaba por el lugar.

Karak está en la Provincia de la Frontera Noroeste, que ha padecido muchos ataques durante el último año.

Los talibanes paquistaníes, aliados de los talibanes afganos, han perdido mucho terreno en ofensivas del Ejército durante los últimos 12 meses.

Los insurgentes fueron expulsados del valle de Swat, al noroeste de Islamabad, y en octubre el Ejército comenzó una gran ofensiva en el bastión extremista de Waziristán del Sur, sobre la frontera afgana.

Las acciones paquistaníes contra los extremistas en la frontera son vistas como cruciales en los esfuerzos por estabilizar Afganistán, donde las fuerzas estadounidenses están liderando una de las mayores ofensivas de la OTAN contra los talibanes afganos.