Viernes, 26 de Febrero de 2010

Desencuentro total entre el PSOE y el PP en torno al pacto anticrisis

Sáenz de Santamaría demanda una bajada de impuestos y Alonso le acusa de hacer "demagogia"

PUBLICO. ES ·26/02/2010 - 12:55h

El Gobierno y el Partido Popular siguen escenificando su desencuentro absoluto a la hora de intentar llegar un acuerdo para sacar a España de la crisis económica.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, ha exigido hoy a su homónimo del PSOE, José Antonio Alonso, la retirada de la subida de impuestos para contribuir a la salida de la crisis y un diálogo "bidireccional", en el que los socialistas tengan en cuenta las propuestas populares.  Alonso ha considerado que eso conduciría "a la catástrofe".

El portavoz del PSOE rechazó hoy la principal exigencia planteada por el PP para acercar posiciones sobre las medidas económicas porque dejaría "descontrolada" la estructura de ingresos del Estado.

La demanda de bajada de impuestos planteada por el PP como punto de partida para iniciar un acercamiento es "desordenada", a juicio del PSOE, y además demuestra que los dirigentes de ese partido "no han hecho números" antes de ponerla sobre la mesa.

Conduciría "a la catástrofe", aseguró, y además "debilitaría" la posición de España en el escenario internacional, al desbaratar la estructura de ingresos y eliminar el margen de maniobra del Estado para prestar los servicios esenciales.

Son propuestas, en opinión de Alonso, "claramente demagógicas" que no sostendría nadie "con un mínimo de seriedad".

El PP pide la comparecencia "urgente" de Salgado

El PP también ha pedido hoy mismo la comparecencia urgente de la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, para que explique los "efectos perniciosos" de la subida de impuestos y poder trasladarle "nuestro desacuerdo en política fiscal".

En cuanto a los datos de subida del IPC conocidos este viernes, Sáenz de Santamaría dijo que ponen de manifiesto que la crisis sigue activa y que si a "Zapatero las previsiones de duran 48 horas" a su vicepresidenta económica "no le duran ni 24 horas".