Jueves, 25 de Febrero de 2010

Gaddafi llama a la 'yihad' contra Suiza por los minaretes

Reuters ·25/02/2010 - 21:20h

El líder libio Muamar Gadafi llamó el jueves a una "yihad" o guerra santa contra Suiza, diciendo que se trata de un estado infiel que quiere destruir las mezquitas.

"Cualquier musulmán en cualquier parte del mundo que trabaja para Suiza es un apóstata, está contra Mahoma, contra Dios y el Corán", dijo Gadafi durante una reunión en la ciudad oriental libia de Benghazi para conmemorar el nacimiento del profeta.

"Las masas de musulmanes deben ir a los aeropuertos del mundo islámico y evitar el aterrizaje de aviones suizos, ir a todos los puertos para impedir la llegada de embarcaciones suizas, inspeccionar todas las tiendas y mercados para evitar que se vendan productos suizos", manifestó Gaddafi.

El Ministerio de Relaciones Exteriores suizo dijo que no haría comentarios sobre las declaraciones del líder libio.

Las relaciones de Libia con Suiza están suspendidas desde 2008, cuando un hijo de Gadafi fue arrestado en un hotel de Ginebra y acusado de malos tratos contra los empleados domésticos.

Fue liberado poco después y los cargos se retiraron, pero Libia cortó sus suministros de petróleo para Suiza, retiró miles de millones de dólares de cuentas del Banco Suizo y arrestó a dos empresarios de esa nacionalidad que trabajaban en el país del norte de África.

Uno de los empresarios fue liberado, pero esta semana el segundo fue obligado a abandonar la embajada suiza en Trípoli donde se había refugiado y trasladado a una cárcel para cumplir una sentencia de cuatro meses, aparentemente evitando una enorme confrontación.

Libia sostiene que el arresto en Ginebra y el caso de los dos empresarios no están relacionados.

"Déjennos luchar contra Suiza, el sionismo y la agresión extranjera", dijo Gadafi, agregando que "esto no es terrorismo", en contraste con las actividades de Al Qaeda que calificó como "un tipo de crimen y de enfermedad psicológica".

"Hay una gran diferencia entre el terrorismo y la yihad, que es el derecho a una lucha armada", expresó.

El líder libio habló en una plaza de Benghazi ante enviados de decenas de países musulmanes.

Gadafi acusó a Suiza de ser un "estado infiel, obsceno que está destruyendo mezquitas", refiriéndose a la prohibición para construir nuevos minaretes determinada por un referéndum.