Jueves, 25 de Febrero de 2010

Piden que Facebook actúe tras un ataque a páginas de recuerdo

Reuters ·25/02/2010 - 15:29h

Los ciberataques contra páginas de Facebook creadas para homenajear a dos niños australianos asesinados han generado peticiones para que la red social responda por sus usuarios.

Expertos en redes sociales dicen que es normal que la gente que usa sitios como Facebook o MySpace como forma de comunicación esencial recurra a ellos con sus tragedias.

Estas páginas de recuerdo a difuntos a menudo atraen miles de amigos y gente que quiere mostrar sus respetos, como en el caso de las creadas tras la muerte este mes de Elliott Fletcher, de 12 años, y Trinity Bates, de 8.

Estudiantes del Brisbane College, en el estado de Queensland, acudieron en masa al sitio, creado después de que Fletcher fuera apuñalado en una pelea en el patio del colegio hace dos semanas, pero se ha visto saboteado con comentarios e imágenes ofensivas, incluyendo pornografía infantil.

Lo mismo ocurrió con la página creada para recordar a Bates, que fue sacada de su cama en Bundaberg, Queensland, y su cuerpo fue hallado en un canal de desagüe fluvial el lunes. Un adolescente acusado de su asesinato también resultó ser amigo de sus padres en Facebook.

La responsable del Gobierno de Queensland, Anna Bligh, ha apelado a los propietarios de Facebook, empresa que tiene sede en Estados Unidos, a encontrar formas de frenar este tipo de "incidentes enfermizos".

"Dejar que pasen estas cosas con páginas creadas en Facebook con el único propósito de ayudar a estas comunidades a rendir tributo a las jóvenes vidas perdidas de la forma más horrible no hace más que añadir dolor", escribió Bligh en una carta al fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, que fue enviada a los medios.

"Le pido que contemple si Facebook puede hacer algo para impedir que se repitan este tipo de incidentes enfermizos", añadió.

Un portavoz de Bligh dijo que aún no había recibido una respuesta.

Sin embargo, la portavoz de Facebook Debbie Frost dijo que tienen reglas para revisar el contenido de las página y que los encargados de hacerlo responden con celeridad a cualquier información relativa a odio o amenazas contra un individuo, pornografía, fotos o vídeos violentos. En esos casos retiraran el contenido y advierten o desactivan las cuentas de los responsables.

"Facebook se autorregula bastante, y los usuarios pueden notificar contenido que les parezca cuestionable u ofensivo", dijo Frost en un comunicado.

Añadió que en el caso trágico de Elliott Fletcher, Facebook respondió a las noticias de vandalismo de otros usuarios y la policía retirando los grupos y desactivando las cuentas de los responsables, pero que eso toda lo que podía hacer.

"Simplemente no es posible 'impedir' que una persona con una agenda siniestra lleve a cabo una actividad ofensiva en sitios de Internet donde la gente cuelga contenido. No es realmente posible en la vida diaria", añadió Frost.

El detective jefe Peter Crawford, de Queensland, dijo que la gente debería pensárselo dos veces antes de crear grupos en las redes sociales. Además de sitios de recuerdo, también hubo sitios en Facebook que surgieron para vilipendiar al hombre acusado de asesinar a Bates.

"Le diría a cualquiera que piense crear estos sitios en el futuro que ha de darse cuenta de que van a atraer a este tipo de gente", añadió Crawford a la emisora de radio Fairfax Radio 4BC.

"La realidad es que una vez que estos sitios abren el acceso a cualquiera en Internet, vas a atraer a gente repulsiva y claramente eso ha ocurrido otra vez", añadió.