Jueves, 25 de Febrero de 2010

Detenidos en Lleida los dos presos fugados en Sevilla

Los fugitivos cumplían condenas por diversos robos violentos. Uno de ellos, además por homicidio

PÚBLICO.ES ·25/02/2010 - 14:33h

POLICÍA NACIONAL - Los dos presos que se fugaron de la cárcel de Sevilla en la noche del 3 al 4 de febrero, han sido detenidos hoy en Lleida por miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional.

La Policía ha detenido en Lleida a los dos presos que se fugados en Sevilla a primeros de mes, informa Óscar López-Fonseca.  Se trata de Rafael  Hidalgo y Mohamed Larbi.

Mohamed Larbi fue detenido en una vivienda de Lleida cuando intentaba escapar saltando a la terraza del piso contiguo. Rafael Hidalgo logró darse a la fuga y fue localizado horas después en una zona de abundante vegetación.

Hidalgo, ante la sospecha de que su arresto pudiera ser inminente, adoptaba grandes medidas de seguridad con el fin de intentar detectar presencia policial. En el momento de la intervención de los agentes reaccionó rápidamente y saltó al balcón de la vivienda contigua antes que su compañero, cerrando la persiana para asegurarse la fuga.

En la huida sustrajo de una vivienda un anorak y un gorro de lana para disimular su aspecto y se dirigió a una zona con mucha vegetación, conocida como La Mitjana donde finalmente fue localizado entre unos matorrales gracias a un amplio dispositivo compuesto por agentes de la Policía Nacional, de los Mossos d’Esquadra y de la Guardia Urbana de Lleida.

Las investigaciones llevadas a cabo por las distintas unidades policiales, permitieron estrechar el cerco a los fugitivos. Las pesquisas se centraron en Cataluña, más concretamente en Lleida, donde podrían estar recibiendo apoyo por parte de familiares de uno de los huidos.

Fallos de seguridad

Los fugitivos, que cumplían condenas por diversos robos violentos y uno de ellos estaba preso preventivo por un homicidio cometido en 2008 en Córdoba, fueron identificados por la Policía Nacional como posibles autores de un apuñalamiento en un polígono industrial de Antequera.

Hidalgo., natural de Córdoba y de 28 años, cumplía una condena de 7 años y 6 meses por diversos robos y se encontraba preso preventivo por un homicidio cometido en Bujalance (Córdoba). Larbi, marroquí de 22 años, cumple una condena de 3 años y 6 meses por un delito de robo con violencia y se encontraba en prisión preventiva por otro robo.

La fuga fue descubierta en el recuento en el módulo de presos preventivos de la cárcel Sevilla-1, situada en el extrarradio de Sevilla capital en la carretera a Mairena del Alcor.

Instituciones Penitenciarias ha admitido que en la fuga fallaron numerosos elementos de seguridad tanto mecánicos como humanos y ha añadido que se exigirían responsabilidades cuando concluya la investigación. Los funcionarios de prisiones atribuyen la fugal al desbordamiento que hay en muchos centros penitenciarios.