Jueves, 25 de Febrero de 2010

La Infanta Cristina califica de "magnífica" la muestra "Lo sagrado hecho real"

EFE ·25/02/2010 - 02:50h

EFE - "Me ha gustado mucho la de María Magdalena. No lo había visto antes, y verla aquí, combinada además con pintura, me parece muy interesante, muy dramático", señaló la Infanta Cristina

La Infanta Cristina calificó hoy de "magnífica" la exposición "Lo sagrado hecho real", una muestra sobre el hiperrealismo religioso español del siglo XVII que la National Gallery of Art abrirá al público el próximo domingo.

En una recepción en Washington con invitados del mundo del arte y representantes oficiales de Estados Unidos y España, Doña Cristina observó las veintidós esculturas y pinturas del barroco religioso español, atendiendo a las explicaciones del comisario de la muestra, Xavier Bray.

La Infanta expresó su satisfacción por el "honor" de presidir la recepción del que será el principal acto cultural en Estados Unidos organizado con motivo de la presidencia española de la Unión Europea.

"(La exposición) es magnífica, muy trabajada, con muchos detalles. Y es realmente un honor poder inaugurarla", aseguró en declaraciones a los periodistas.

Sobre las obras de arte expuestas, Doña Cristina destacó su impresión respecto a la estatua de "María Magdalena meditando en la Crucifixión", de Pedro de Mena, una escultura de madera policromada de la Iglesia de San Miguel de Valladolid en la que el rostro de la discípula de Jesús de Nazaret expresa dolor y desconsuelo.

"Me ha gustado mucho la de María Magdalena. No lo había visto antes, y verla aquí, combinada además con pintura, me parece muy interesante, muy dramático", señaló.

Su Alteza Real, quien asistió a la recepción con un vestido rojo burdeos combinado con una chaquetilla negra de media manga y unos tacones altos, estuvo acompañada del embajador de España en Estados Unidos, Jorge Dezcallar, y representantes del museo washingtoniano.

Doña Cristina reside actualmente en Washington con su familia por motivos de trabajo de su esposo, Iñaki Urdangarín, Duque de Palma.

La exposición es la primera en Estados Unidos que reúne esculturas y pinturas que nunca antes habían salido de su ubicación original, como la estatua de 91 centímetros de altura de "San Francisco de pie en Éxtasis" de Pedro de Mena, de la Catedral de Toledo.

Obras maestras de pintores como Diego Velázquez o Francisco de Zurbarán, y de escultores como Gregorio Fernández o Juan Martínez Montañés han sido seleccionadas para mostrar el diálogo artístico que vivieron ambos artes.

Según la tesis del comisario Xavier Bray de la National Gallery de Londres, el aprendizaje de la policromía de pintores como Velázquez, en el taller de su maestro Francisco Pacheco, influyó en sus pinturas voluminosas, como los ropajes en volandas de la "Inmaculada Concepción".

Igualmente rojos intensos que se mezclan entre los marrones sucios del pelo de esculturas como "Ecce Homo" de Gregorio Fernández demuestran cómo la pintura influyó en la escultura, en la búsqueda de los artistas de conseguir el efecto más dramático para atrapar el alma cristiana.

La muestra, que atrajo a miles de visitantes en la National Gallery de Londres el año pasado, seguirá en la capital estadounidense hasta el 31 de mayo y viajará a finales del próximo junio a Valladolid.