Jueves, 25 de Febrero de 2010

Zapatero propone abolir la pena capital en el mundo en 2015

El Gobierno pondrá en marcha una comisión internacional para detener las ejecuciones

PÚBLICO ·25/02/2010 - 08:00h

efe - Zapatero durante su intervención en Ginebra.

"Nadie tiene derecho a arrebatar la vida de otro ser humano, absolutamente nadie". Bajo esta premisa, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se propuso ayer lograr una moratoria universal de la pena de muerte en 2015.

Durante su discurso, en la sesión inaugural del IV Congreso Mundial contra la Pena de Muerte que comenzó ayer en Ginebra, el líder del Ejecutivo aseguró que el éxito de la lucha contra la pena capital es el éxito de la dignidad de las personas, el de la protección de la vida, y "será el éxito de Estados que respeten hasta el último instante la vida de todos y cada uno de sus ciudadanos", informa Efe.

El líder del Ejecutivo se ofreció incluso a organizar en España el V Congreso Mundial contra la Pena de Muerte. Pero Zapatero también anunció que en el segundo semestre del año el Gobierno pondrá en marcha una comisión internacional integrada por personalidades de todo el mundo, para avanzar hacia una moratoria y hacia la prohibición definitiva de las ejecuciones en todos los países en los que todavía se practican.

Serán personalidades "de autoridad moral y reconocido prestigio internacional" para tener visibilidad y contarán con un "grupo de apoyo" de representantes gubernamentales los que integren esa comisión, según explicó Zapatero. "Tenemos cinco años por delante para lograr un gran objetivo, que se detengan las ejecuciones en el mundo", recordó a las organizaciones sociales y a los representantes gubernamentales asistentes al congreso.

Zapatero apostó por "elevar una voz fuerte y clara" en favor de la erradicación de la pena capital, un movimiento que se enmarca, dijo, en la defensa incondicional del derecho a la vida y la dignidad de las personas.

Aunque más de dos terceras partes de los países miembros de la ONU han abolido la pena de muerte, consideró que nadie puede sentirse satisfecho. Todavía 35 países mantienen la pena capital en su legislación, aunque no la aplican, y 58 ejecutan a condenados, grupo que encabezan China, Irán, Arabia Saudí, Estados Unidos y Pakistán.

Una de las prioridades

Además, el presidente del Gobierno insistió en que la erradicación de la pena de muerte es una de las prioridades de la política exterior de España y aseguró que en todos los contactos bilaterales aboga por la abolición de ese castigo, "desde el respeto al principio de la no injerencia, pero también desde la exigencia del respeto a los derechos humanos".

Como presidente de turno de la UE, Zapatero se comprometió a realizar gestiones directas ante los países que violen los criterios mínimos del derecho internacional y, en especial, cuando afecten a menores de edad, embarazadas o discapacitados mentales.