Miércoles, 24 de Febrero de 2010

Moscú cree que la ratificación del nuevo START será difícil en EE.UU. y en Rusia

EFE ·24/02/2010 - 18:36h

EFE - La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reiteró estos días la invitación a Rusia para que se sume a EE.UU. en el desarrollo de un escudo antimisiles capaz de proteger a toda Europa de eventuales ataques. EFE/Archivo

Moscú afirmó hoy que el texto del nuevo tratado de desarme nuclear que negocian Rusia y Estados Unidos se encuentra "en la recta final", pero advirtió de que su ratificación puede chocar con la resistencia de los parlamentos de ambos países.

"Nos quedan contados temas que requieren esfuerzos definitivos para pulir el texto. En nueve rondas negociadoras hemos recorrido un camino muy largo. Hacía tiempo que entre Moscú y Washington no había negociaciones tan intensas, y el resultado está muy cerca", declaró el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

Al mismo tiempo, Riabkov expresó su malestar por el hecho de que analistas y medios de prensa hablen sólo de las posibilidades de ratificación del nuevo tratado en el Legislativo de EEUU, y no en el Parlamento ruso, controlado por el partido del Kremlin, Rusia Unida.

"Por alguna razón, muchos se centran en las perspectivas de ratificación en el Senado de EEUU, y se olvidan o se abstienen intencionadamente de hablar de que también en nuestra Asamblea Federal (Legislativo) se espera un proceso muy serio", manifestó.

Según Riabkov, "cualquier documento de este tipo es fruto de compromisos y de determinado equilibrio de intereses, por eso sería ingenuo esperar que la ratificación sea fácil".

Los diplomáticos colaboran con los comités de Asuntos Internacionales de ambas cámaras del Parlamento ruso para "explicar que el tratado está equilibrado y, en principio, merece ser ratificado", dijo a la agencia Interfax.

"No quisiéramos que a nosotros, los representantes del poder ejecutivo, nos hagan después reproches de que el tratado no responde a los intereses de Rusia, y que el documento se quede en el aire", señaló.

Riabkov subrayó que dirige su advertencia a los negociadores norteamericanos para que la tengan en cuenta en igual medida que las exigencias que ellos plantean a Moscú con el fin de que el texto del acuerdo sea ratificado con toda seguridad por el Senado de EEUU.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, advirtió recientemente de que el nuevo tratado de desarme estratégico deberá ser ratificado de manera simultánea por los parlamentos de ambos países, pues de lo contrario puede fracasar el proceso de ratificación.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, Nikolái Makárov, confirmó hoy mismo que el nuevo tratado de desarme nuclear, llamado a sustituir el START, vencido en diciembre pasado, "pronto estará listo, y no perjudicará los intereses de Rusia".

"Es verdad que las negociaciones sobre este tratado avanzan con gran dificultad, pero hemos logrado el entendimiento en relación a que ambas partes debemos tomar en cuenta nuestros intereses recíprocos y no menoscabar de ninguna forma nuestra capacidad de defensa", dijo Makárov al canal de televisión rusa en inglés "Russia today".

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reiteró estos días la invitación a Rusia para que se sume a EEUU y a la OTAN en el desarrollo de un escudo antimisiles capaz de proteger a toda Europa de eventuales ataques con misiles de países como Irán.

Al respecto, Riabkov subrayó que Moscú considera una prioridad efectuar primero un análisis conjunto de las eventuales amenazas de proliferación de tecnologías de misiles, y confirmó que expertos rusos y estadounidenses ya iniciaron este tipo de consultas.