Miércoles, 24 de Febrero de 2010

La policía griega carga contra los manifestantes

El Gobierno se defiende de las críticas a la gestión fiscal de Grecia y critica a la UE de doble moral

AGENCIAS ·24/02/2010 - 16:48h

EFE - Agentes de la policía griega antidisturbios utilizan gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes durante una protesta en el centro de Atenas.

Decenas de miles de manifestantes siguen protestando en Atenas contra el plan de recortes del Gobierno griego. Según los dos principales sindicatos del país, la huelga general de 24 horas cuenta con una muy alta participación en el sector público y privado.

El portavoz de la Unión de Empleados Civiles (ADEDY), Spiros Papaspiros, señaló que un 80% de los empleados convocados al paro no han acudido a sus puestos de trabajo. Una participación similar se produjo en la huelga del sector privado, aseguraron fuentes del sindicato GSEE.

La policía griega calcula que la participación en las manifestaciones de Atenas es de en torno a unas 20.000 personas, cuando los sindicatos lo elevaban hasta al menos el doble, quienes además prometieron "más huelgas hasta que el gobierno nos escuche". En muchas pancartas se pueden leer lemas como "no seremos nosotros quienes paguemos por la crisis de los ricos" o "el pueblo y sus necesidades son más importantes que los mercados".

Gases lacrimógenos

Las oficinas públicas, hospitales, universidades y gran parte del transporte público urbano no funcionan, mientras que todos los servicios de trenes y aviones han sido cancelados hasta las 06.00 horas (04.00 GMT) de mañana, jueves.

Las cadenas de televisión y las radios no emiten espacios informativos

En los hospitales públicos los médicos sólo atienden los casos de máxima emergencia, mientras que las cadenas de televisión y las radios no emiten espacios informativos.

En Atenas, las protestas han acabado en disturbios con la Policía (ver fotogalería) que empezó a disparar gases lacrimógenos para dispersar a grupos de jóvenes que, al parecer, había empezado a lanzar piedras contra los agentes.

Críticas a la UE

El primer ministro griego, Giorgios Papandreu, quiere recortar los sueldos de los funcionarios públicos, reducir el gasto social en un 10% y aumentar algunos impuestos para reducir el déficit público en 4 puntos porcentuales este año. Los sindicatos aseguran que el Gobierno ahorra en los lugares equivocados y exige que el ahorro se reparta de forma más justa para que empleados y jubilados no sean lo que pagan para los efectos de la crisis.

Papandreu recordó que el Estado griego "no tiene más dinero"

Ante la huelga de hoy, Papandreu había expresado su comprensión por el malestar popular aunque recordó al mismo tiempo que el Estado griego simplemente "no tiene más dinero". Asimismo, el Gobierno socialista salió en defensa de las críticas recibidas a su gestión fiscal y acusó a los socios de la Unión Europea de una doble moral y la falta de liderazgo.

El viceprimerministro, Theodoros Pangalos, dijo que Italia, Francia y Bélgica han utilizado las mismas técnicas que Grecia para enmascarar su déficit real. "Simplemente poner algunas cantidades de dinero para el balance próximo año ... que es lo que todo el mundo hacía e incluso Grecia lo hizo en menor medida que Italia, por ejemplo", aseguró Pangalos a la BBC.

Añadió, además, que Alemania  de no tener legitimidad para criticar a los griegos después de la ocupación nazi de Grecia durante la II Guerra Mundial y del robo del oro del banco central.

Noticias Relacionadas