Miércoles, 24 de Febrero de 2010

La pandemia de H1N1 no ha alcanzado su nivel máximo, dice la OMS

Reuters ·24/02/2010 - 06:46h

La pandemia de gripe H1N1 aún no alcanza su punto máximo, sostuvo el martes un comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El comité recomendó que es prematuro concluir que todas las partes del mundo han experimentado el tope de transmisión en la pandemia de gripe H1N1 y que se necesita de tiempo e información adicional para brindar una asesoría experta sobre el estado de la pandemia", dijo el portavoz de la OMS Gregory Hartl a través de un correo electrónico.

La OMS planificó una conferencia de prensa para el miércoles.

La agencia de la ONU declaró en junio pasado que el nuevo virus estaba causando la primera pandemia de gripe en más de 40 años después de que se expandiera por el mundo desde México y Estados Unidos en sólo seis semanas.

Bajo las reglas de la OMS el comité de emergencia, compuesto de 15 expertos y encabezado por el australiano John MacKenzie, hace recomendaciones confidenciales a la directora general del organismo, Margaret Chan.

Ella entonces tiene la obligación de informar de su decisión a los ministerios de salud de los 192 estados miembros y el Vaticano. La decisión de la OMS será anunciada formalmente por el principal experto en gripe de la OMS, Keiji Fukuda a las 10:00 GMT.

La OMS confirmó que el virus ha causado la muerte 16.000 personas, pero hizo notar que esta es una estimación a la baja, debido a que pocos pacientes son diagnosticados o se le hacen pruebas. Pasarán entre uno a dos años para que la pandemia concluya y se pueda establecer la verdadera cifra de muertos, dijo la OMS.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) hacen proyecciones basadas en pruebas y patrones de informes de enfermedad y proyectan que la H1N1 ha dejado hasta 17.000 muertos sólo en Estados Unidos.

Los CDC también dicen que hasta 370.000 personas han sido hospitalizadas con síntomas serios por la enfermedad en Estados Unidos.

En contraste, la gripe estacional mata de 250.000 a 500.000 personas en el mundo globalmente, pero la mayoría tienen mala salud y son ancianos. El H1N1 ha atacado a adultos jóvenes y niños.