Martes, 23 de Febrero de 2010

El exilio cubano condena la muerte del prisionero político Orlando Zapata Tamayo

EFE ·23/02/2010 - 23:49h

EFE - Zapata Tamayo falleció entre las 15.30 y 16.00 hora local (21.00 GMT) en el hospital Amejeiras. En la imagen, mujeres de la agrupación Damas de Blanco (i) participan, el pasado diciembre, en Cuba, de una protesta en pro de la liberación de sus familiares. EFE/Archivo

Organizaciones del exilio cubano en Miami (EE.UU.) lamentaron hoy el fallecimiento del prisionero político Orlando Zapata Tamayo, quien estuvo en huelga de hambre 85 días en Cuba, y responsabilizaron por su muerte al régimen castrista.

"Los dos dictadores cubanos, Fidel y Raúl Castro, son directamente responsables de la muerte de este hombre porque en prisión le fue extendida su sentencia hasta 36 años, sin que cometiera ningún acto que lo justificara", dijo a Efe Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia.

El activista cubano expresó que Zapata Tamayo solo exigió que le respetaran sus derechos humanos y cambios políticos en la isla.

"Es un golpe muy grande para la oposición cívica cubana, se ha dejado morir a un hombre que reclamaba que le respetaran sus derechos. Pero (su muerte) es un compromiso para redoblar los esfuerzos hasta que termine el régimen criminal que hay en nuestro país y que ha causado tantas muertes", manifestó Sánchez.

El Directorio Democrático Cubano (DDC) condenó el fallecimiento y dijo que Zapata Tamayo murió hoy, "asesinado por el régimen castrista que se negó a garantizarle sus derechos básicos".

Reina Tamyo Danger, madre del preso político, dijo al DDC que "ya asesinaron a Orlando Zapata Tamayo, ya acabaron con él". "La muerte de mi hijo ha sido un asesinato premeditado", señaló.

Zapata Tamayo, prisionero de conciencia reconocido por Amnistía Internacional, permanecía "injustamente encarcelado desde el 20 de marzo de 2003".

"Los abusos cometidos contra Orlando Zapata Tamayo comprueban que la tortura y el terror contra el pueblo son políticas de estado bajo el régimen castrista. Esta muerte es una prueba de la práctica del terrorismo de Estado", afirmó Janisset Rivero, secretaria nacional adjunta del DDC.

El grupo dijo además que este "crimen se suma a la larga lista de atrocidades cometidas por el régimen de los hermanos Castro, que incluyen miles de fusilamientos y un sinnúmero de casos de cubanos que han padecido injusta prisión".

El congresista republicano de Florida Lincoln Diaz-Balart manifestó en un comunicado su pésame a la familia de Zapata Tamayo y atribuyó su muerte al régimen castrista.

"Su asesinato por el tirano Fidel Castro y sus cobardes carceleros, jamás será olvidado, ni prescribirá. Su sacrificio no será en vano y será recordado con infinito honor por la República de Cuba, por los siglos de los siglos", dijo el legislador cubanoamericano.