Miércoles, 24 de Febrero de 2010

El Gobierno desbloquea la ampliación submarina de España

El Ejecutivo retoma el proyecto científico para extender la soberanía nacional sobre 200.000 km2 de fondos marinos

MANUEL ANSEDE ·24/02/2010 - 08:20h

El buque oceanográfico Hespérides, de la Armada. EFE

El Gobierno ha rectificado a tiempo y ha desbloqueado el proyecto científico para ampliar unos 200.000 kilómetros cuadrados la soberanía nacional sobre los fondos marinos alrededor de Canarias. La investigación del suelo oceánico, necesaria para que la ONU apruebe la ampliación de las fronteras submarinas españolas, estaba paralizada por el tijeretazo en los presupuestos de I+D para el año 2010, como adelantó Público a comienzos de año.

Según ha podido saber este diario, representantes de cuatro ministerios se reunieron ayer en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en Madrid, para descongelar el estudio científico, esencial para demostrar que la plataforma continental española va más allá de las actuales 200 millas desde la costa. Defensa ha prometido el buque Hespérides, con el que los investigadores retomarán sus trabajos a comienzos de agosto. Ciencia e Innovación aportará el Sarmiento de Gamboa, a partir de 2011. Y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha ofrecido su barco Miguel Oliver. Cada departamento asumirá los gastos de sus buques.

El coordinador científico del proyecto de ampliación de la plataforma continental española, Luis Somoza, del Instituto Geológico y Minero (IGME), cree que, con los nuevos medios, España "podrá cumplir los plazos" y presentar su informe a la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar antes del 11 de mayo de 2014.

Portugal ya ha presentado su propuesta para ampliar sus fronteras submarinas, y el territorio que ambiciona el Gobierno luso se solapa con cientos de kilómetros cuadrados que podrían corresponder a España. El proyecto ha estado parado más de un año, pese a que el suelo oceánico podría esconder valiosos recursos naturales, como yacimientos de gas y petróleo, además de reservas de minerales, como cobalto, hierro y níquel.