Martes, 23 de Febrero de 2010

Zapatero aboga en la ONU por el fin de la pena de muerte

Pedirá que se fije una moratoria en 2015 como primer paso para su abolición definitiva

EFE ·23/02/2010 - 12:45h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, abogará mañana en el Palacio de las Naciones de la ONU en Ginebra, bajo la gran cúpula de Miquel Barceló, por una moratoria para la pena de muerte en 2015 como primer paso para su abolición definitiva. Será en la ceremonia inaugural del IV Congreso contra la Pena de Muerte, un evento que reunirá en la localidad suiza a un millar de abolicionistas y donde Zapatero coincidirá con Joaquín José Martínez, español que fue declarado "no culpable" en Estados Unidos después de haber pasado tres años en el corredor de la muerte.

El congreso está organizado por la asociación Juntos contra la Pena de Muerte, con el apoyo de la Coalición Mundial contra la pena de muerte, y tiene como objetivo llamar la atención de los 58 países que todavía aplican la pena capital. En junio de 2008, Zapatero situó como una de las prioridades de su política exterior la lucha contra la pena de muerte y apostó por una estrategia gradual. Comenzaría con la prohibición de ejecutar a menores y discapacitados psíquicos para lograr una moratoria internacional para 2015 y avanzar así hacia la abolición total.

Diplomacia "discreta y eficaz"

El Gobierno trabaja ahora desde la presidencia de turno de la UE para que la Asamblea General de Naciones Unidas apruebe a finales de año una tercera resolución sobre la pena de muerte que incluya esa moratoria. Fuentes del Ejecutivo apuestan por una diplomacia "discreta y eficaz" que ya ha producido algunos resultados, como la abolición de este castigo en Togo -con Zapatero como testigo de honor en su Asamblea parlamentaria- o el debate de una ley similar en Benin.

Se ha nombrado un embajador coordinador de la estrategia contra la pena de muerte, Rafael Valle Garagorri, y se está perfilando en la Moncloa la composición de una "comisión internacional contra la pena de muerte", un organismo que hará un seguimiento de la campaña y en la que se quiere integrar a personalidades de todos los ámbitos implicadas en la defensa de los derechos humanos.

Será la primera vez que Zapatero intervenga en la sala de los Derechos Humanos y la Alianza de las Civilizaciones del Palacio de las Naciones, a cuya inauguración acudió en noviembre de 2008 acompañando a los Reyes.