Martes, 23 de Febrero de 2010

Rienda: "Ser cinco veces olímpica me llena de orgullo"

EFE ·23/02/2010 - 09:52h

EFE - La española Maria Jose Rienda se aproxima a quedarse con el séptimo puesto en la primera carrera del gran eslálom de la Copa del Mundo femenina de esquí alpino en Rettenbach, Austria. EFE/Archivo

La española María Jose Rienda, que mañana, miércoles, será olímpica por quinta vez cuando compita en el gigante de los Juegos de Vancouver, declaró a EFE que se siente "muy orgullosa" de ello, "por el trabajo hecho" y "por haber luchado por medallas" en sus anteriores comparecencias.

Rienda, de 34 años, que debutó en Lillehammer'94 (Noruega) y compitió en Nagano'98 (Japón) fue diploma olímpico en Salt Lake City'02 (EEUU), donde acabó sexta en un gigante en el que iba tercera tras la primera manga, y llegó como favorita, hace cuatro años, a los Juegos de Turín (Italia), donde se tuvo que conformar con un inmerecido decimotercer puesto final.

La campeona andaluza, que desde entonces ha pasado casi todo el tiempo recuperándose de una tríada en la rodilla derecha, primero, y de la rotura del ligamento cruzado anterior de la izquierda, después, llegó a Vancouver el pasado día 17 sin la presión de los anteriores Juegos, pero dispuesta "a darlo todo".

"Competir en mis quintos Juegos me hace sentir muy orgullosa, por todo el trabajo que he hecho y no sólo por haber sido olímpica esas veces, sino porque he podido luchar por las medallas en unos Juegos", explicó a Efe Rienda, la española con más triunfos en Copa del Mundo de esquí alpino (seis).

"De Vancouver ya saldré contenta sólo por el hecho de haber podido estar aquí, después de todo el esfuerzo que supone superar dos lesiones muy importantes. Haga lo que haga, bienvenido sea. Pero quiero hacerlo muy bien y dar todo lo que llevo dentro", puntualizó la esquiadora de Sierra Nevada, asimismo seis veces mundialista.

Rienda está en Whistler acompañada por su equipo habitual, que encabeza el técnico italiano Valter Ronconi y que integran, asimismo, la fisioterapeuta suiza Karin Arnold y el 'skiman' Luca Amistadi, pero no se olvida de su preparador físico, el vizcaíno Carlos Alvarez, "que esta vez no ha podido estar aquí".

"Estos tres últimos días hemos entrenado y ayer tuvimos descanso. De momento estoy contenta, disfrutando y tranquila. No sé si según se acerque la hora de competir me pondré algo nerviosa, pero, en un principio, mi idea es enfocar esta carrera como otra más, sin darle más importancia", declaró a Efe la granadina.

"Es obvio que aquí estoy con mucha menos presión que en Turín. Ahí estaba en medio de una temporada fantástica, había ganado las dos pruebas de la Copa del Mundo (en Ofterschwang) anteriores y tenía todas las opciones. Aquí vengo después de dos lesiones duras, que me han frenado. La presión es la que yo me meta. Quiero esquiar concentrada, con ganas y energía. Nada más", comentó Rienda.

Después de una temporada que ha sido más difícil de lo esperado para ella, sin poder clasificarse para la segunda manga, la andaluza comenzó a vislumbrar la luz al final del túnel el pasado mes en Cortina D'Ampezzo, estación italiana en la que notó progresión y mejores sensaciones y donde anunció que seguirá compitiendo una temporada más.

"Con respecto a Cortina estoy algo mejor. Este mes hemos avanzado mucho. Otra cosa es que salgan las cosas, pero hemos estado entrenando duro, en buenas condiciones", manifestó a Efe Rienda, que antes de viajar a Vancouver completó dos concentraciones en Italia, primero en Bardonecchia y después en Alpe Lucia.

"La pista de la competición dependerá de cómo la marquen, pero eso no me preocupa. Es una pista con muro, con cambios, que tiene de todo y parece divertida", explicó la granadina, que se aloja en la Villa Olímpica de Whistler y que en su tiempo libre se dedica a "pasear y a disfrutar del ambiente, con tranquilidad".

"La Villa Olímpica está bien y de lo que he visto de estos Juegos, todo está bastante bien organizado. Al principio te liabas, pero cuando ya conoces mejor el sitio y dónde está todo, ya te apañas mejor", comentó a Efe Rienda, que no ha visto mucha competición, porque la "pillaba casi siempre entrenando".

"Creo que éstos están mejor que los de Turín, que eran un poco caóticos y quizá no tan buenos, aunque en líneas generales todos los Juegos Olímpicos están bien, porque estamos hablando de grandes eventos", concluyó.