Martes, 23 de Febrero de 2010

Un informe del Congreso de EEUU acusa a Toyota de ignorar defectos en los coches y carga contra el Gobierno

Toyota engañó al público y descartó el hecho de que defectos electrónicos causaran problemas de aceleración en ciertos modelos

EFE ·23/02/2010 - 01:13h

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, en rueda de prensa. REUTERS

Toyota engañó al público y descartó el hecho de que defectos electrónicos causaran problemas de aceleración en ciertos modelos de automóviles de la marca, mientras la respuesta del Gobierno fue "gravemente deficiente", ha informado un subcomité del Congreso estadounidense.

El subcomité de Supervisión e Investigaciones de la Cámara de Representantes divulgó un informe preliminar sobre las más de 75.000 páginas de documentos hasta ahora proporcionados por Toyota, en vísperas de la primera audiencia sobre la llamada a revisión de 8,5 millones de vehículos en todo el mundo.

Los presidentes del subcomité, Bart Stupak, y del Comité de Energía y Comercio, Henry Waxman, enviaron sendas cartas sobre estos problemas al secretario de Transporte, Ray LaHood, y al presidente de ventas de Toyota en EEUU, James E. Lentz, convocado a la audiencia de mañana.

Según el informe, los documentos parecen demostrar que, de manera consistente, Toyota "se resistió a la posibilidad de que defectos electrónicos podrían haber causado problemas de seguridad", en concreto con los aceleradores, indicaron los legisladores.

"Declaraciones públicas engañosas"

En la carta a Lentz, los legisladores señalaron además que Toyota "se apoyó en un defectuoso informe de ingeniería e hizo declaraciones públicas engañosas" sobre la llamada a revisión de los coches.

Los legisladores también se quejan de la respuesta de la Administración

Mientras, en la carta a LaHood, los legisladores se quejaron de la respuesta de la Administración Nacional para la Seguridad Vial en las Carreteras (NHTSA, en inglés) a los problemas de aceleración en los vehículos de Toyota.

Agregaron que la respuesta "parece haber sido gravemente deficiente" porque pese a que la agencia recibió más de 2.600 quejas desde 2000, NHTSA "sólo realizó una investigación ligera en 2004" sobre posibles vínculos entre los defectos electrónicos y los problemas de aceleración.

Los legisladores subrayaron en la carta a LaHood que, sobre una evaluación preliminar de los documentos entregados por NHTSA, la agencia federal "aparentemente carece de la pericia suficiente para evaluar los problemas en los controles electrónicos".

34 muertes

Según los legisladores, los documentos de Toyota indican que, al parecer, los investigadores de la NHTSA se centraron más en las explicaciones de carácter técnico sobre los incidentes de aceleración que en los problemas electrónicos.

Las autoridades estadounidenses han señalado que el total de quejas recibidas desde el año 2000 incluye 34 muertes.

Toyota, que intenta controlar los daños a su imagen y a sus resultados calcula que la llamada a revisión de los vehículos le costará unos 2.000 millones de dólares.