Archivo de Público
Jueves, 20 de Diciembre de 2007

En libertad bajo fianza el ex preso de Guantánamo reclamado por Garzón

No significa que el palestino, de 45 años, haya evitado su extradición a España

EUROPA PRESS ·20/12/2007 - 15:09h

Un juez británico ha dictado libertad bajo fianza para el palestino Jamil Abdul Latif Al Banna, el ex preso de la cárcel de Estados Unidos en Guantánamo (Cuba) devuelto este miércoles al Reino Unido y detenido a petición de España.

En una vista celebrada en el Tribunal de Westminster (centro de Londres), el magistrado Timothy Workman ha cifrado la fianza en 50.000 libras (unos 69.500 euros). La decisión del juez en la práctica no es más que una cuestión procedimental y no significa que el palestino, de 45 años, haya evitado su extradición a España.

El proceso seguirá su curso con otra vista de extradición que tendrá lugar en el mismo juzgado el próximo 9 de enero, según convino Workman.

Al Banna, uno de los tres residentes británicos recluidos en Guantánamo que este miércoles fueron devueltos a Gran Bretaña, fue detenido en respuesta a una "orden europea de arresto (euro-orden) emitida en nombre de las autoridades españolas" en relación con "presuntos delitos terroristas", informó Scotland Yard.

En el Tribunal de Westminster, Al Banna, que vestía una chaqueta azul y lucía una larga barba gris, se personó flanqueado por dos policías y habló sólo para confirmar su nombre, fecha de nacimiento y dirección en Dollis Hill (este de Londres).

Acusado de integración en organización terrorista 

Al Banna está acusado por España de un delito de integración en organización terrorista, según una investigación desarrollada por el juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón.

Garzón solicitó la entrega a España de Al Banna por su presunta vinculación con la célula terrorista de Al Qaeda desarticulada en España, liderada por Imad Eddin Barakat, "Abu Dahdah".

El palestino, junto al libio Omar Deghayes y al argelino Adennour Samuer, llegó el miércoles por la noche al aeropuerto de Luton tras ser liberados de Guantánamo, donde han permanecido recluidos durante varios años sin ser acusados ni sometidos a ningún juicio.

Deghayes, de 38 años, y Samuer, de 34, fueron detenidos en aplicación de la Ley Antiterrorista del Reino Unido bajo sospecha de la comisión, preparación o instigación de actos de terrorismo.

Las autoridades estadounidenses habían acusado al palestino de financiar y reclutar miembros para Al Qaeda, al libio de asociación con esa red terrorista y al argelino de asistir a campos de entrenamiento de terroristas en Afganistán. Los tres hombres tenían estatus de refugiados o permiso de residencia permanente o excepcional en Reino Unido.