Lunes, 22 de Febrero de 2010

Detenidos altos ex mandos militares turcos acusados de golpistas

Reuters ·22/02/2010 - 21:51h

La policía turca ha detenido a ex responsables de la fuerza aérea y naval, entre los 40 arrestados en una investigación sobre una supuesta trama para minar al Gobierno de raíces islamistas y dar un golpe militar.

La redada, una de las más importantes contra las fuerzas armadas laicas en el país candidato a la Unión Europea, se suma a la creciente sensación de crisis inminente en el país musulmán, donde un enfrentamiento entre el Gobierno y los jueces ha despertado temores de una crisis política.

Turquía, miembro de la OTAN y que aspira a entrar en la UE, está inmersa en una larga lucha de poder entre el partido AK, que tiene sus raíces en la política islámica, y los laicos nacionalistas y conservadores que tienen sus bastiones en el Ejército y los tribunales.

El jefe de las Fuerzas Armadas, Ilker Basbug, pospuso un viaje a Egipto debido a las detenciones, según indicó la agencia de noticias estatal Anatolian.

Entre los detenidos, según varios medios, están el ex comandante de la Fuerza Aérea Ibrahim Firtina, el ex comandante naval Ozden Ornek y el ex mano derecha del General de Personal General Ergin Saygun.

El primer ministro, Tayyip Erdogán, dijo durante su estancia en Madrid en visita oficial que más de 40 personas han sido detenidas en la operación.

La cadena CNN Turk elevó la cifra a 49, incluyendo 17 generales retirados, cuatro almirantes en servicio, 27 oficiales y un hombre enlistado.

INESTABILIDAD

Unas detenciones semejantes habrían sido impensables en el pasado para el Ejército, que ha derrocado cuatro gobiernos en los últimos 50 años. No obstante, su poder ha menguado en los últimos años debido a las reformas democráticas destinadas a favorecer su aspiración de unirse a la UE, y la mayoría de los analistas duda que el Ejército hubiera dado un golpe.

Los sospechosos, retenidos en Ankara, fueron trasladados a Estambul para ser interrogados dentro de la investigación del caso "Martillo", después de otras redadas policiales en Estambul, Ankara e Izmir.

Las noticias sobre el caso, desmentido por el Ejército, remontan la trama a 2003, cuando se habría planeado provocar una crisis con su vieja enemiga Grecia y colocar bombas en mezquitas y museos de Estambul para sembrar el caos y justificar un golpe militar.

"No sé cuál es el resultado de esto, pero las fuerzas de seguridad han terminado este proceso y los jueces harán su evaluación", indicó Erdogán en una rueda de prensa.

"El Gobierno está inmerso ahora en una lucha abierta y amarga por el poder con los jueces y los militares, despertando el riesgo a una confrontación directa que podría dañar gravemente la estabilidad política", dijo Wolfango Piccoli, de la consultoría de riesgo político Eurasia.

Erdogán dijo también que convocará un referéndum sobre una reforma constitucional para reformar el sistema judicial, si no logra el apoyo parlamentario para cambiar los límites al poder de jueces y fiscales.

Las últimas detenciones coinciden con un aumento de las tensiones políticas debido a un enfrentamiento entre el Gobierno y la justicia laica por la detención de un fiscal que investigaba a grupos islamistas.