Lunes, 22 de Febrero de 2010

Beber alcohol no agravaría los síntomas bipolares

Reuters ·22/02/2010 - 16:55h

Por Joene Hendry

En las personas con trastorno bipolar que cumplen estrictamente con el tratamiento farmacológico, el consumo de alcohol no agravaría los síntomas anímicos, indicó un pequeño estudio en Holanda.

El trastorno bipolar puede causar variaciones anímicas que hay que controlar con medicación, y la mitad de quienes lo padecen abusan del alcohol y otras drogas, precisó en Journal of Clinical Psychiatry el equipo de Jan van Zaane, del Centro Médico Universitario en Amsterdam.

Estudios previos sobre personas con este desorden habían analizado la adicción a las drogas en general y no sólo al alcohol.

Para comprender mejor los efectos específicos del alcohol, el equipo examinó durante un año los síntomas anímicos y el consumo de alcohol diarios de 137 hombres y mujeres con desorden bipolar, pero que vivían de manera independiente y sin otras enfermedades físicas graves.

Los pacientes tenían entre 23 y 68 años. Alrededor de la mitad eran mujeres y la mitad tenía pareja y trabajo.

El equipo describió a 44 participantes como bebedores "ocasionales" o no bebedores y a 49 como moderados, es decir, hombres y mujeres que tomaban 21 y 14 copas o menos por semana, respectivamente. Los 44 restantes bebían más que moderadamente.

En total, 104 llevaron un diario durante todo el año. La mitad que dejó de hacerlo dijo que estaba cansado de escribir a diario y del seguimiento mensual para participar en el estudio, otros dejaron de hacerlo por un agravamiento del trastorno bipolar, el alcoholismo y otros motivos.

Aun así, los 137 participantes llevaron registros diarios durante por lo menos dos meses, lo que dio a los investigadores 44.808 días de datos sobre su estado de ánimo (unos 327 días por participante).

Al equipo le sorprendió hallar que en el grupo de grandes bebedores no aumentaba la cantidad de días con depresión, la cantidad o la gravedad de los cambios anímicos ni otro síntoma bipolar, comparado con el grupo de bebedores ocasionales o moderados.

Más del 90 por ciento de los participantes tomaban un fármaco recetado para el trastorno bipolar según la indicación médica. Eso y las evaluaciones mensuales requeridas para participar en el estudio explicarían en parte los resultados obtenidos.

De todos modos, el estudio comparó grupos y no pacientes individuales que deberían controlar con sus médicos cómo el alcohol afecta los síntomas bipolares, dijo van Zaane a Reuters Health.

El equipo opinó que se necesitan estudios de largo plazo sobre grupos más grandes con trastorno bipolar para confirmar estos resultados.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, publicado online el 26 de enero del 2010.