Miércoles, 19 de Diciembre de 2007

Zapatero pide a los españoles que no se fíen de Rajoy, que "no ha dado una" en economía

EFE ·19/12/2007 - 22:34h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el pleno del Congreso celebrado hoy.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy a los españoles que no se fíen de los análisis y las previsiones económicas del líder de la oposición, Mariano Rajoy, "porque no ha dado ni una en cuatro años".

En la que fue su última respuesta parlamentaria de la legislatura a Rajoy, Rodríguez Zapatero contrapuso los "datos" a las críticas del líder del PP e insistió en dar un "mensaje de tranquilidad" ante la subida de los precios de consumo, que atribuyó al encarecimiento de los precios internacionales del crudo y los cereales.

Rajoy, por su parte, aprovechó su última intervención en la sesión de control para reiterar promesas económicas de su partido y le replicó a Rodríguez Zapatero que su política económica "no le ha ido bien a los españoles".

Zapatero aseguró que el Gobierno es "consciente" del repunte de los precios de consumo, que, según recordó, no sólo han subido en España.

Así, apuntó que la inflación de noviembre en la zona euro es la más alta en seis años, la estadounidense ha subido al 4,3 por ciento y en Alemania el IPC ha registrado su mayor alza en trece años.

Asimismo recordó que el diferencial de precios con los países de la moneda única se ha mantenido en un punto, mientras que la subyacente -que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos- sólo ha subido una décima.

Tras reconocer la alta inflación, Rodríguez Zapatero subrayó datos económicos positivos, como la subida de la renta disponible de los hogares, que ha sido del 24 por ciento en cuatro años, y que ha supuesto, dijo, que como media cada hogar español cuenta con 940 euros más al año en términos reales.

Eso es consecuencia, añadió, de que en España hay más de diez millones y medio de familias en las que trabajan todos sus miembros, porque hay tres millones más de puestos de trabajo, y también subrayó el aumento de la productividad, que ha permitido "por primera vez en quince años" elevar un 1,4 por ciento el poder adquisitivo de los salarios.

"Esos son los datos y no las cosas que usted dice", le dijo Rodríguez Zapatero a Rajoy, antes de añadir que, por contra, los populares "congelaron" el salario mínimo interprofesional y las becas y aprobaron un "decretazo" -la reforma laboral de 2002- con el que "recortaron derechos de los trabajadores y provocaron una huelga general".

En este último cara a cara de la legislatura, Rajoy insistió en su mensaje de que el Gobierno no ha hecho "ninguna" reforma económica de calado y se ha pasado estos cuatro años "viviendo de la herencia y de la inercia".

Ante el alza de precios, dijo, el Ejecutivo sólo tiene tres mensajes: "que se trata de un problema a largo plazo, que coman conejo y se lo tienen bien merecido por dar propinas".

Con esta última frase, Rajoy aludió a las declaraciones del vicepresidente segundo, Pedro Solbes, en las que señalaba que los españoles no han "interiorizado" lo que vale un euro, y puso como ejemplo las altas propinas que a veces se dejan.

El líder de la oposición se dirigió en este sentido a Solbes para asegurarle que los españoles "saben que un euro vale 166 pesetas".

Tras hacer hincapié en la subida de los precios de los alimentos, que según aseguró en España han subido "el doble" que en Europa, el líder del PP reclamó al Gobierno que se gaste "menos dinero en publicidad" y se ocupe "de los problemas de la gente.