Lunes, 22 de Febrero de 2010

Aguirre se burla de Zapatero al proponer dos ministerios para el PP en un gobierno de concentración

Aguirre reta a crear un Gobierno de concentracion con dos carteras para el PP

PÚBLICO. ES ·22/02/2010 - 12:50h

Las posibilidades de que el PP se sume a un pacto que aglutine a todos los partido políticos para salir de la crisis va perdiendo enteros a medida que pasan los días.

En el Comité Ejecutivo nacional que han celebrado los conservadores este lunes se ha recogido el guante lanzado el pasado miércoles por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero con mucho escepticismo y, en el caso concreto de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, con un evidente tono de burla.

Aguirre ha planteado en la reunión que, si el Gobierno realmente considera que un gran Pacto de Estado es la salida adecuada, Zapatero debería forma un gobierno de concentración.

En caso de que la iniciativa prosperase, la 'lideresa' entiende que el PP debería retener al menos dos carteras, que tendrían que recaer sobre Cristobal Montoro y Javier Arenas. El primero se quedaría con el departamento de Economía y el segundo, como ya hiciera durante el Gobierno de Aznar, con el ministerio de Trabajo.

Pajín: "A los madrileños les gustaría tener derecho a la dependencia"

En realidad se trata de una boutade, porque Aguirre afirma que el Ejecutivo de Zapatero quiere presionar al PP con la apariencia de un pacto de Estado cuando en realidad, asegura, no lo quieren.

En su opinión, el acuerdo con el PP debería pasar por un giro radical de la política económica del Gobierno. Por eso, y teniendo en cuenta que los socialistas se negarán a ello, la única opción que le quedaría a Zapatero sería la de ofrecer al PP un Gobierno de concentración, en el que las carteras económicas y de empleo las tuviera el PP. ¿Por qué precisamente esas? Porque, sostiene Aguirre, los conservadores ya fueron capaces de sacar a España de una crisis y generar empleo neto.

La secretaria de Organización de PSOE, Leire Pajín, ha señalado al respecto tras la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE que Aguirre "dice muchas cosas que perjudican a su partido" y le ha recomendado "gobernar ante los madrileños y garantizar que tuvieran derecho a la Ley de la Dependencia o a la educación de 0 a 3 años, que es lo que les gustaría ver a los ciudadanos madrileños".

Durante el Comité Ejecutivo del PP la palabra más repetida ha sido "pedagogía". Y es que el PP acometerá un esfuerzo las próximas semanas para explicar a la sociedad sus propuestas para salir de la crisis.

Cospedal pide una rectificación

Poco después, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, garantizaba que su partido irá a "escuchar" a la reunión del jueves con el Gobierno sobre la crisis e incluso se mostró dispuesta a prestar su apoyo al Gobierno si demuestra "un cambio" de rumbo y "una rectificación" en la política económica.

"Ningún partido responsable puede renunciar a exigir al Gobierno que baje los impuestos, que reduzca el gasto público y que acometa ya una reestructuración del sistema financiero, igual que lo es una reforma laboral y que se apruebe la ley de estabilidad presupuetaria", dijo.

"A lo mejor lo que ocurre es que el Gobierno no quiere un acuerdo con el PP"

Para Cospedal, el hecho de que el Ejecutivo ya haya expresado su total rechazo a una reducción de impuestos supone "poner condiciones" al mismo tiempo que está acusando al PP de dificultar el acuerdo por exigir una rectificación de la política económica como base para alcanzar un pacto.

"Si el Gobierno pide un acuerdo y pone como condición que no se pueden bajar impuestos o reducir el gasto público y pide un acuerdo insultando al líder de la oposición, a lo mejor lo que ocurre es que el Gobierno no quiere un acuerdo con el PP y lo que hace es engañar acerca de sus verdaderas intenciones", apuntó.

La secretaria general del PP advirtió de que el Ejecutivo parece más preocupado en "dilatar todavía más en el tiempo la adopción de las medidas necesarias que no ha querido tomar hasta ahora" que de resolver la situación del país.